Opinión

Entre Abascal y Otegui

Arnaldo Otegi, líder de la banda terrorista ETA.

Vicente Torres

10-12-2019

Es normal que a un podemita Otegui le parezca mejor que Abascal. Tengo escrito que para votar a Podemos hay que sentir odio. No se puede pensar otra cosa a la vista de la querencia de estos por la guillotina, de sus simpatías hacia el régimen de Maduro, o el del iraní, que no se cansa de ahorcar homosexuales, pero sobre todo hacia ETA y, especialmente, hacia Otegui.

Decir que Otegui es mejor que alguien, que Lucifer por ejemplo, es no tener ni idea de lo que se habla. Otegui no puede ser mejor que nadie, es tan malo como el peor de todos. Es tan malo como Bolinaga, De Juana Chaos, Chapote (he advertido varias veces que mi teclado no tiene tx), Azpiazu, etcétera.

Otegui ha estado en la cárcel a causa de sus fechorías como etarra. Nunca se ha arrepentido del daño causado; es más, cínicamente dijo que habían causado (los etarras) más daño del que tenían derecho a hacer. O sea, se atribuye el derecho a hacer daño. Luego, con su habitual doblez, él y los suyos acusan a la policía de torturar a los detenidos. Pero si la policía los torturase sería para impedir sus atentados; por supuesto que no lo hace, porque lo prohíbe expresamente la ley y si algún policía incurre en esas prácticas recibe su castigo.

Cada vez que Otegui habla es para demostrar lo dicho, que nadie puede ser peor que él, que es infame entre los infames, y que quienes se fotografían con él, se abrazan a él, lo alaban o defienden, se ponen a su altura, o sea, la más baja que puede tener un ser humano.

Rupérez lo acusa de haberlo secuestrado, sin que el etarra lo haya negado nunca, y hay más de 300 atentados etarras por resolver. A nadie le podría extrañar que alguno o algunos de ellos hubieran sido perpetrados por ese ser infame.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario