MÚSICA

Adiós a Marie Fredriksson, la voz del grupo sueco Roxette

Marie Fredriksson, cantante, Roxette
Marie Fredriksson, cantante, Roxette

La cantante, de 61 años, fallece después de una dura lucha contra el cáncer que contó en ‘Listen to my heart’, su autobiografía recientemente publicada 

Martes, 10 de diciembre de 2019

Ana Miralles.- «No sé si es amor», «Habla el corazón», «Dangerous», «The Look», «Un día sin ti», «Silver Blu», «Things will never be the same», «Joyride», «Excited?», «June Afternoon», «How Do You Do!», «Fading Like A Flower», «Cuanto lo siento», «Neverending love»… El dúo Roxette fue uno de los más exitosos en el pop de los años 80 y 90 y la más famosa de Suecia después de ABBA. A Marie Fredriksson le fue diagnosticado un tumor cerebral en 2002. Ha muerto a los 61 años, tras 17 años de lucha.

La enfermedad  le hizo olvidar las letras de sus canciones, aquellos himnos de los 80 y 90 que todos, aunque no fueran fans de Roxette, recuerdan: «Listen to your heart», «Sleeping in my car», «It must have been love..» Tuvo que volver a aprenderlas. Y prácticamente tuvo que aprender a hablar y a caminar otra vez. Pero la voz no le falló en los escenarios, ni aún cuando tenía que cantar sentada porque no podía mover la pierna ni sostenerse en pie.

«Con gran tristeza tenemos que anunciar que uno de nuestros artistas más grandes y queridos se ha ido. Marie Fredriksson murió la mañana del 9 de diciembre», cita el comunicado de su agente Marie Dimberg. Su compañero del popularísimo dúo sueco, Per Gessle, ha declarado: «Todo mi amor por ti y tu familia. Las cosas nunca serán lo mismo».

Primero triunfaron en Suecia, después en Reino Unido y de ahí al mundo con una colección de éxitos basados en melodías de pop muy directas pero presentadas con estética de rock ochentero: una especie de antítesis del rock alternativo que se expandiría durante los años 90. Sleeping in my car, She’s got nothing on (but the radio) o The look fueron clásicos mundiales casi instantáneos. E It must have been love fue el tema que se recordará durante décadas. Gessle componía; Marie, interpretaba.

Marie Fredriksson deja a su esposo Mikael Bolyos, de 62 años, y a sus dos hijos, Josefin Bolyos, de 26, y Oscar Bolyos, de 23 años respectivamente. Fredriksson será enterrada en silencio solo con la familia más cercana. Su fallecimiento se ha producido poco después de que se publicaran en España, aunque con unos meses de retraso respecto a otros países, las memorias de Fredriksson llamadas «Listen to my heart». Y más que una historia de estrellato y rock&roll se trataba de una historia de superación y lucha.

Fundado en 1986, Roxette ha vendido más de 75 millones de discos en todo el mundo y encabezó la lista de Billboard estadounidense en varias ocasiones, siendo la primera de habla no inglesa en grabar un unplugged de la MTV.

A su compañero de dúo, Per Gessle, le conoció cuando ella trabajaba ocasionalmente como corista de la banda Gyllene Tider. Entre ellos surgió una química musical lenta pero duradera. Durante prácticamente tres décadas lo consiguieron todo en los escalafones musicales en una espiral de éxito que quebró repentinamente el 11 de septiembre de 2002, cuando cayó desmayada en el suelo de su casa y despertó horas más tarde para recibir una terrible noticia: tumor cerebral.

La figura clave a partir de ese momento es su dúo real en la vida, su marido y padre de sus dos hijos, el también cantante sueco Mikael Bolyos. «Le costó mucho, pero logró sacarme de la soledad y de la oscuridad», escribió en su autobiografía. En 2011 volvió con Roxette: el álbum Charm School y una gira de más de un año por los cinco continentes. Cinco años después, con una gira más modesta para celebrar los 30 años de Roxette, fue incapaz de aguantar el ritmo. Su último concierto en Ciudad del Cabo, el 8 de febrero de 2016, dejó momentos para el recuerdo: Marie con un elegante traje blanco y corbata, sentada en una silla y apoyada su mano izquierda en un bastón, empieza It must have been love y deja que sea el público quien la cante. Y aunque canceló la gira, aquel verano Roxette aún sacaría otro disco nuevo: Good Karma. Marie ya no participó en la promoción.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario