Opinión

Acerca de la cumbre del clima

Cumbre del clima 2019, Madrid
Cumbre del clima 2019, Madrid

Vicente Torres

09-12-2019

Como diría Natalia Ginzburg, nada sospechosa de ser facha, que es el insulto preferido de los totalitarios comunistas, millonarios y altamente contaminantes muchos de ellos, para hablar de cosas serias hay que comenzar diciendo la verdad.

Con respecto a la citada cumbre, me ciño a lo dicho por Agustín Domingo Moratalla en su artículo ‘Cambio climático y educativo’ y de este artículo destaco el siguiente párrafo «el horizonte educativo parece presidido por una culpabilización de los ciudadanos para que asuman en sus hombros la penosa carga de la destrucción del planeta», del que se deduce que lo quieren esos personajes que montan tinglados tan enormes y grandilocuentes es nuestro dinero.

Quienes conocen el asunto prefieren hablar de calentamiento global, algo que dicen que existe y que realmente es peligroso.

La diferencia consiste en que para evitarlo hay que optar por las centrales nucleares y por las renovables. Esto significa que la culpa no la tenemos los ciudadanos, sino que la pelota está en manos de los gobiernos. ¿En qué piensan? Hay mucho negocio en el asunto.

En un momento dado, Felipe González, el estadista, según algunos estómagos agradecidos y otros pretenciosos del género tonto, trasladó la responsabilidad al pueblo. Habla, pueblo, habla. Previamente, había lanzado la campaña ¿Nucleares? No, gracias.

Hay que ponerse en situación: Se trata de un asunto altamente cualificado en el que ni siquiera pueden intervenir todos los doctores en ciencias físicas. Es crucial, además, para el porvenir de la nación. Y seguramente que con la decisión tomada de antemano, por conveniencias personales (esto es lo que cabe deducir de la casta que nos viene gobernando, a la que se ha unido la castuza de Podemos), se trasladó la decisión a los ciudadanos, previo bombardeo por tierra, mar y aire, para que decidieran lo que convenía a los sinvergüenzas. Pues aquí tenemos ahora el problema bien candente y estamos en manos del gobierno más irresponsable que jamás hemos tenido.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario