SOCIEDAD Valencia

Informe FOESSA: Un millón de personas en situación de exclusión social en la Comunidad Valenciana

Presentación informe FOESSA C.Valenciana/Img. Inma Miñana
Presentación informe FOESSA C.Valenciana/Img. Inma Miñana

«Se detecta en la sociedad valenciana una sensación de fatiga de la solidaridad y de la compasión que se está perdiendo»

Miércoles, 04 de diciembre de 2019

AVAN.- Un millón de personas se encuentran en situación de exclusión social en la Comunitat Valenciana, lo que supone el 20,3 por ciento de la población total, según se desprende del II Informe FOESSA presentado esta mañana en Valencia que destaca, como nota positiva, que en los últimos cinco años ha habido un incremento notable del espacio de la integración social.

Respecto los datos del Informe sobre Exclusión y Desarrollo Social en la Comunitat Valenciana, el obispo auxiliar de Valencia, monseñor Arturo Ros, ha destacado que “no son sólo cifras, tienen alma, y ése es el aporte que Cáritas hace en sus quehaceres, y ponerle alma es, además del deseo de colaborar y trabajar, ver el rostro de esas personas a las que nos dirigimos para salvaguardar su dignidad en su existencia”.

Además, “se detecta en la sociedad española, y en la valenciana, una necesidad de compasión, porque se está perdiendo, y en ese sentido Cáritas aporta mucho, porque la compasión es hacer nuestros los problemas, las dificultades y sufrimientos del otro”.

A la vista de este estudio, el sociólogo Guillermo Fernández Maíllo, coordinador del VIII Informe sobre Exclusión y Desarrollo Social en España 2019, ha corroborado esa “sensación de fatiga de la solidaridad y de la compasión por parte de la sociedad, y también hemos detectado la idea de que las ayudas sociales se deben obtener por merecimiento más que por derecho, como cambio de pensamiento en cuanto a los valores ciudadanos”.


Fernández Maíllo ha señalado también como una de las conclusiones del informe valenciano la “necesidad de que la sociedad se pregunte si está dispuesta a convertirse en una comunidad que facilite el acceso a aquellas personas que se están quedando atrás”

Asimismo, ha explicado que “después de la crisis vivimos un tiempo donde las brechas, como la desigualdad, la debilidad de los sistemas de gobernanza globales o la erosión de las instituciones públicas e, incluso, la gestión insolidaria de la crisis ha provocado el ascenso de los particularismos y a veces actitudes reactivas y xenófobas que están consolidando un individualismo que nos hace dejar atrás a personas que lo pasan mal”.

En la presentación del Informe, que ha tenido lugar en la sede de Cáritas Diocesana de Valencia, además del Obispo y de Fernández Maíllo, coordinador también del equipo de Estudios de Cáritas Española y de la Fundación FOESSA, han tomado parte Juan Manuel Aragonés, director de Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón y presidente de Cáritas Comunitat Valenciana; Ignacio Grande, director de Cáritas Diocesana de Valencia; y Víctor Manuel Mellado, director de Cáritas Diocesana Orihuela-Alicante.

La exclusión en la sociedad valenciana se reduce pero se enquista

El Informe FOESSA apunta que la exclusión social “se ha reducido intensamente en estos últimos cinco años pero se encuentra enquistada en la estructura social de la Comunitat como en el resto de España”, según ha valorado el responsable, que ha añadido que “casi el 80 por ciento de la ciudadanía está en situación de integración”.


Según el Informe, “existen 472.000 personas en situación de exclusión social severa, un grupo especialmente vulnerable al que la acumulación problemas les impide tener un proyecto vital mínimamente estructurado”, grupo que en los últimos cinco años “también se ha reducido notablemente, casi la mitad”

La Comunitat Valenciana se caracteriza “por una situación favorable durante la recuperación, en la que convive una mejora nítida en los niveles de integración y reducción de la exclusión, con tendencia a la polarización, y unos niveles de exclusión social tanto moderada como severa superiores a los del conjunto de España”.

Riesgos más destacados: empleo, la vivienda y la salud

En la Comunitat Valenciana, donde “la desigualdad de renta es ligeramente más reducida que en España”, los principales riesgos sociales en relación con la exclusión son los derivados del empleo, la vivienda y la salud, y entre ellos, “el empleo es la dimensión más determinante, más que en el resto de España, ya que, el 15,7 por ciento de las personas que trabajan están en exclusión social”.


El 18,1 por ciento de la población valenciana “se encuentra afectada por algún factor de la exclusión social relacionado con la salud y el 13,1 por ciento reside en hogares que han dejado de comprar medicinas o de seguir tratamientos o dietas por problemas económicos”

Además, “el acceso a una vivienda digna se ha convertido en un derecho inaccesible para muchas familias, que sufren la inseguridad y la inadecuación de su hogar, y una influencia notable sobre sus recursos económicos, sobre su estado de salud y sobre los proyectos vitales de las personas más jóvenes”.

Para la Fundación FOESSA y las tres Cáritas valencianas “es necesario el diálogo en torno a la creación de un nuevo escenario con responsabilidades compartidas y de un sector público en el que trabajen las administraciones públicas, entidades no lucrativas y las empresas sociales, con las iniciativas ciudadanas y profesionales”.

El II Informe FOESSA en la Comunitat Valenciana forma parte del proyecto del VIII Informe de Exclusión y Desarrollo de la Fundación FOESSA elaborado por más de 500 personas, entre ellas, 125 investigadores de 30 universidades y 13 organizaciones, y más de 350 encuestadores, en el caso de la Comunitat Valenciana, que han entrevistado a una muestra representativa de los hogares y la población valenciana.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario