Cultura

El Cant de la Sibil.la con Capella de Ministrers, la Coral Catedralicia y la Escolanía de la Virgen de los Desamparados

Representación del Cant de la Sibil.la/Img. J.M. Ramón
Representación del Cant de la Sibil.la/Img. J.M. Ramón

Como en anteriores ediciones tomaron parte la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD), la Asociación Amics del Corpus y la Asociación de Campaners de la Catedral de Valencia

Sábado, 30 de noviembre de 2019

AVAN.- El Cant de la Sibil.la, drama paralitúrgico de la Edad Media recuperado en 2012 por Capella de Ministrers, es una representación del nacimiento de Jesucristo que fue implantada por el rey Jaime I en el siglo XIII, tras la conquista de Valencia, y que se representaba la noche de Navidad hasta que desapareció tras el Concilio de Trento (1545-1563). Actualmente, sólo se conserva en Mallorca, declarada en 2010 Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, y en Alguer (Cerdeña), que perteneció a la Corona de Aragón, además de en Valencia.

La Catedral de Valencia acogió ayer viernes, por octavo año consecutivo, la representación del Cant de la Sibil.la con la participación de más de 60 artistas, la mayoría valencianos, y la colaboración conjunta de Capella de Ministrers, la Coral Catedralicia y la Escolanía de la Virgen de los Desamparados, entre otras entidades.

Cant de la Sibl.la en la Catedral de Valencia./Img. J.M.Ramón
Cant de la Sibl.la en la Catedral de Valencia./Img. J.M.Ramón

Por segundo año consecutivo, el papel de la Sibil.la fue interpretado por Sergio Martí Sánchez, que pertenece a la Escolanía de la Virgen desde hace cuatro años, y Jorge Morata fue de nuevo la voz tenor con Carlos Magraner como director musical y Jaume Martorell como director escénico, ha señalado Luis Garrido, director de la Escolanía y la Coral Catedralicia, que también intervino en la representación.

Al igual que en anteriores ediciones tomaron parte la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD), la Asociación Amics del Corpus y la Asociación de Campaners de la Catedral de Valencia. Estos últimos, antes del concierto interpretaron los toques de Maitines de la de la Consueta de 1527, recuperados también en el 2012 por primera vez desde el Concilio de Trento (1545-1563).

La representación contó con los instrumentos réplicas de los ángeles músicos de los frescos del altar mayor de la Catedral y también fue interpretado del “Ordo Prophetarum” o “Procesión de los profetas”, un drama litúrgico medieval cuyos textos fueron adaptados los textos latinos al valenciano por el catedrático de Literatura Española de la Universitat de València, Josep Lluís Sirera.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario