Malo, no; lo siguiente

Img. A G-T P facebookImg. A G-T P facebook

Antonio Gil-Terrón Puchades

26-11-2019

Cuando alguien que tiene a su servicio al 98% de los medios privados de comunicación y el 100% de los medios públicos, no es capaz de obtener en unas elecciones la mayoría absoluta, es porque es malo de narices.

Pero si además de no ganar la mayoría absoluta a pesar del servilismo y apoyo mediático de prensa, radio y televisión, va y pierde en esas mismas elecciones la confianza de 700.000 antiguos votantes, es porque es más que malo; es lo peor.

Se el primero en comentar on "Malo, no; lo siguiente"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*