Valencia

El retrato de Rita Barberá ya destaca en la galería dedicada a los alcaldes de Valencia

Retrato de Rita Barberá para el Ayuntamiento de Valencia/Img. Ayto
Retrato de Rita Barberá para el Ayuntamiento de Valencia/Img. Ayto

Será el mas grande con unas medidas de 146,6 de alto por 110 de ancho y como ha explicado el autor «una alcaldesa excepcional tenía que tener un cuadro excepcional»

Martes, 26 de noviembre de 2019

A.Casañ.- Fue la propia familia de Rita Barberá quien eligió Luis Massoni, reconocido artista valenciano para que inmortalizara a la alcaldesa después de su muerte. Ahora, dos años después de su fallecimiento, Rita Barberá ya tiene listo el retrato con el que el Ayuntamiento de Valencia recordará su figura como la mejor alcaldesa de la ciudad que lo fue durante 24 años.

Massoni ha presentado este martes la pintura encargada por el consistorio, que se expondrá junto al de los otros ex primeros ediles de la ciudad, en el pasillo que separa el despacho de Alcaldía y el Salón de Cristal en el edificio consistorial. El artista ha explicado que no es el retrato más raro de su carrera, que ha calificado como un cuadro muy ortodoxo.

Massoni ha asegurado que no hay una voluntad de vanguardia en la obra que está inspirada en los retratos que solía hacer Picasso y utiliza varias técnicas artísticas. Ha explicado que utiliza el género de vanitas, un bodegón con alto valor simbólico, algo típico del siglo XVI y XVII. De hecho, en la parte inferior del cuadro, aparece un mueble, que sustenta la guía de Valencia de 1991, año en el que fue elegida alcaldesa Rita Barberá, unas monedas desde Alfonso XII hasta la actualidad para demostrar el paso del tiempo, un compás y la vara de mando de la ex alcaldesa donde se reflejan los 24 anillos de oro que incluyó por cada año de su mandato.

Retrato completo de Rita Barberá en el Ayuntamiento de Valencia/Ayt.
Retrato completo de Rita Barberá en el Ayuntamiento de Valencia/Ayt.

Luis Massoni pidió una prorroga ante el reto de realizar el encargo, teniendo en cuenta que, la persona en cuestión no podría posar para él y debería utilizar imágenes documentales. Por eso, «substituir la imagen real es empobrecer» pero el pintor no ha tenido otra opción por las circunstancias sobrevenidas tras la muerte repentina de la exalcaldesa, que le han llevado «a alargar un proceso difícil».

Detrás del retrato central de la alcaldesa, en el que «Rita se asoma la balcón de su popularidad», se vé el Gernika, mientras que en la parte inferior hay distintas imágenes de la exalcaldesa. Es, en definitiva para su autor, «una crónica con flashes distintos de su largo paso por el consistorio». La familia de la que fuera dirigente del PP se puso a llorar cuando lo vio: «Cómo le hubiera gustado a ella», le dijeron.

El cuadro incluye, además de varios trampantojos, un compás que simboliza la transformación urbana de Valencia, -la más importante de la ciudad-, monedas que repasan las etapas de la Historia de España, naipes como símbolo del azar de la vida y un joyero de los años 50.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario