Cultura MÚSICA

Santa Cecilia se inició en la lira, la cítara, el arpa y posteriormente, el órgano

Imagen icónica de Santa Cecilia/archivos

Desde muy joven, y de acuerdo con las costumbres y tradiciones de las familias patricias romanas, la santa cantaba y tocaba los principales instrumentos musicales de su época

Viernes, 22 de noviembre de 2019

Ana Miralles.- Universalmente reconocida como patrona de la música, esta mártir primitiva ya tenía una amplia veneración y reconocimiento por parte de la comunidad cristiana en el siglo IV de nuestra era, y posteriormente se la ha conmemorado tanto en Oriente como en Occidente. La Iglesia Católica conmemora el 22 de noviembre la muerte de Santa Cecilia, una mujer de familia noble que falleció en un año indeterminado entre el 180 y el 230 de nuestra era después de ser torturada por su conversión al cristianismo.

Para conocer en profundidad la figura de Santa Cecilia debemos remontarnos hasta la primera época del cristianismo en Roma. Y es que según se detalla en diferentes guías, que datan de época medieval, la cripta de Santa Cecilia está ubicada en las catacumbas de la Vía Apia junto con los enterramientos de los obispos del siglo III. De hecho, se estima que Santa Cecilia falleció en una fecha indeterminada entre el año 180 y el 230.

Al parecer Cecilia, que había llegado virgen al matrimonio, convenció a su esposo Valeriano de que ella tenía la capacidad de ver a su ángel de la guarda y que su custodio montaría en cólera si no respetaba su virginidad. A cambio, Cecilia prometió a Valeriano que él también podría ver al ángel. Valeriano, que era pagano, se plegó a los deseos de su esposa por el amor que le profesaba, se bautizó y se convirtió al cristianismo. A partir de ese momento ayudaron a muchos paganos a convertirse también al cristianismo, motivo por el cual fueron martirizados.

En algunos textos se afirma que con toda probabilidad, Cecilia, como hija de una familia acomodada fue instruida en la enseñanza de algún instrumento musical. Probablemente la lira, el arpa o la cítara. Aunque el hecho determinante que motivó el nombramiento en 1594, por parte del papa Gregorio XIII, de Santa Cecilia como patrona de los músicos tal vez se debió a un error de interpretación de los textos. Según una traducción de la época, Cecilia el día de su boda cantó a Dios en su corazón rogando que le permitiera mantener su virginidad.

En dicha traducción se dedujo que la palabra «órgano» hacía referencia al instrumento musical que hoy conocemos, cuando en el siglo III ese término estaba reservado para referirse a un fuelle. Error o no, lo cierto es que la tradición se ha mantenido intacta desde entonces y cada 22 de noviembre se celebra la efeméride. De esta manera, la figura de la mártir comenzó a representarse por los pintores y artistas de finales de la Edad Media asociada a la música. De hecho, cabe resaltar como curiosidad que es considerada también la patrona de los poetas.

La Societat Unió Musical Santa Cecilia De Guadassuar dirigida por Juan Carlos Civera Domínguez interpreta el pasodoble «Las Arenas» del maestro Manuel Morales Martínez durante el Certamen Internacional de Bandas de Música «Ciudad de Valencia» 2015.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario