Actualidad LONGEVITY WORLD FÖRUM

El ejercicio físico es clave para prevenir enfermedades neurodegenerativas y el síndrome geriátrico de fragilidad

Los doctores del INCLIVA Viña, Gómez Cabrera y Borrás/Img. informaValencia.com

Las doctoras del Incliva Gómez Cabrera y Borrás, y el doctor Viña, presentan sus avances sobre envejecimiento saludable, en el marco del Longevity World Forum 2019

Viernes, 15 de noviembre de 2019

Antonio Casañ.- La fragilidad –que afecta aproximadamente al 15% de los mayores de 65 años (unos 2,5 millones de personas en nuestro país)- se define como un estado de mayor vulnerabilidad al estrés que conlleva un aumento del riesgo de dependencia, deterioro funcional, hospitalización y mortalidad en ancianos. Al margen de la trascendencia para la calidad de vida y satisfacción de las personas ‘frágiles’, las intervenciones en este sentido suponen un importante retorno sobre el sistema sanitario. Y es que, mientras el gasto de una persona mayor con una dependencia severa es de 14.000 euros al año, una persona mayor vigorosa solo requiere 700 euros. Es decir, los gastos disminuyen de 1.200 euros al mes a solo 60 euros al mes.

En la actualidad, la cantidad de tiempo dedicado a la actividad física disminuye con la edad. En Europa el 50% de la población mayor de 60 años es físicamente inactiva y, aunque tras la jubilación, algunas personas muestran una mayor participación en actividades físicas de intensidad ligera-moderada, en general, el ejercicio disminuye progresivamente a medida que se envejece. El envejecimiento es un proceso complejo influenciado por multitud de factores, en parte genéticos, pero fundamentalmente ambientales. Los hábitos de vida, la exposición a tóxicos y contaminantes o la alimentación, pueden determinar la forma de envejecer.

En este sentido,  los doctores José Viña, Mª Carmen Gómez-Cabrera y Consuelo Borrás, del Grupo de Investigación en Envejecimiento y Ejercicio Físico del Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA, del Hospital Clínico de Valencia, presentan estos días sus avances sobre envejecimiento saludable, en el marco del Longevity World Forum 2019, que se está celebrando en Valencia y reúne desde este pasado miércoles a ponentes del máximo nivel internacional, que han convertido por unos días a nuestra ciudad en capital mundial de las investigaciones en relación con el envejecimiento.


El Congreso, que se desarrolla a lo largo de dos jornadas en el Palacio de Congresos, y concluye hoy, contará esta tarde con las intervenciones de las investigadoras de INCLIVA, catedráticas de Fisiología y docentes de la Universidad de Valencia Mª Carmen Gómez- Cabrera y Consuelo Borrás

Viña, Gómez Cabrera y Borrás

El doctor José Viña, coordinador del  Grupo de Investigación en Envejecimiento y Ejercicio Físico de INCLIVA y director del FreshAge (Universidad de Valencia) moderó el Simposio Precongreso que se celebró la tarde del miércoles en el Centro de Investigación Príncipe Felipe, en el que se abordaron interesantes aspectos de la Biología del Envejecimiento con ponentes tan destacados con la Dra. Pura Muñoz-Cánoves (Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares-CNIC y Universidad Pompeu Fabra), la Dra. María Blasco (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas- CNIO) o el Dr. Rafael de Cabo (National Institute of Aging- NIA. Baltimore. USA), entre otros.

El Congreso contará esta tarde con las intervenciones de las investigadoras de INCLIVA, catedráticas de Fisiología y docentes de la Universidad de Valencia Mª Carmen Gómez- Cabrera y Consuelo Borrás.

Gómez-Cabrera expondrá los resultados del programa de ejercicio físico personalizado para adultos mayores, Programa Mejora, que su grupo de investigación está implantando en distintos centros de la Comunidad Valenciana, que tiene en cuenta variables funcionales, nutricionales, cognitivas, así como aspectos como el riesgo de caídas, a la hora de personalizar los programas de entrenamiento. Este programa parte de la consideración de la actividad física como clave en la reducción de muerte prematura por cualquier causa y con efectos beneficiosos demostrados sobre la salud tanto en personas sanas como en quienes padecen enfermedades asociadas al envejecimiento, como el cáncer, la diabetes, la hipertensión o el Alzheimer.

Por su parte, la doctora Borrás abordará, en su intervención, la importancia de la nutrición en el envejecimiento saludable. Se sabe que una nutrición adecuada puede ayudar a lograr un envejecimiento satisfactorio, libre de enfermedad. Con la edad, los requerimientos nutricionales pueden cambiar, ya que el envejecimiento conlleva cambios a nivel del sistema digestivo, hepático y gastrointestinal, entre otros, que condicionan la capacidad de obtener, metabolizar y absorber algunos nutrientes. Estos cambios se observan tanto a nivel de macronutrientes, con una disminución del contenido de proteínas, como a nivel de micronutrientes, como, por ejemplo, una disminución de la asimilación de calcio, o de vitamina D. Por tanto, la primera recomendación es suplir las deficiencias nutricionales.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario