Educacion

Para Celaá el derecho de los padres a escoger enseñanza religiosa no forma parte de la libertad de educación

La Ministra de Educación, Isabel Celaá/Tw

La ministra de Educación asegura que el derecho de los padres a elegir centro y educación religiosa para sus hijos no emana de la libertad de enseñanza que contempla el artículo 27 de la Constitución/ACTUALIZADO 18’00h.

Jueves, 14 de noviembre de 2019

Antonio Casañ.- O no se sabe la Constitución, lo que en su caso es muy grave, o ha querido provocar la indignación -y lo ha conseguido-, de los asistentes al Congreso. La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá ha hecho unas polémicas e increíbles declaraciones en el marco del XV Congreso de Escuelas Católicas que ha reunido este jueves a más de 2.000 personas, tal y como están recogiendo distintos medios de comunicación este mediodía.


Artículo 27.- Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.

3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

7. Los profesores, los padres y, en su caso, los alumnos intervendrán en el control y gestión de todos los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos, en los términos que la ley establezca.


La señora ministra hizo referencia al artículo 27 de la Constitución que, en su primer apartado, reconoce el derecho a la educación y la libertad de enseñanza y subrayó que de este último «no emana la libertad de los padres de elegir centro ni de que escojan enseñanza religiosa para sus hijos. Hay conceptos que deben ser expulsados como el que sostiene que el derecho de los padres a escoger enseñanza religiosa podría ser parte de la libertad de enseñanza. Del mismo modo, elegir centro forma parte de derechos de los padres y madres pero no tiene una emanación estricta de la libertad de enseñanza del articulo 27 de Constitución».

Según Celaá, la libertad de enseñanza contemplada en la Carta Magna va más allá de los contenidos «que se le han venido atribuyendo» y que el estudio de la Constitución Española «despojada de prejuicios ideológicos ofrece una pluralidad de contenidos sobre la proclamación de la libertad de enseñanza que implica la imposiblidad de un monopolio educativo por parte del Estado, la libertad de creación de centros por parte de particulares, y la libertad de cátedra».

La titular del ministerio de Educación ha manifestado su intención de poner en marcha lo antes posible el anteproyecto de ley educativa que elimina la Lomce y que se aprobó en el Consejo de Ministros el pasado 15 de febrero pero que quedó paralizada por la convocatoria de elecciones salgas adelante. «Se trata de una ley educativa que adopta el enfoque de derechos de la infancia y que va a plantear una mayor personalización del aprendizaje en una dinámica de mejora de los centros». También ha señalado que reconocerá «la importancia de atender al desarrollo sostenible, los Derechos Humanos y la educación intercultural y que incluirá un enfoque transversal de igualdad de género, una perspectiva inclusiva y no sexista y reforzará la formación inicial y continua de los profesores».

CONCAPA

«Estas declaraciones de la ministra han ocasionado una evidente indignación entre los 2.000 asistentes al congreso, así como uan seria preocupación porque podría constituir un primer signo o síntoma de la nueva política del partido socialista en una posible coalición con Podemos», criticó Luis Centeno, secretario general adjunto de Escuelas Católicas.

«Las declaraciones de la ministra son muy desafortunadas, es un ataque gratuito a la libertad de Educación, es cargarse la Constitución», ha afirmado esta tarde Pedro José Caballero, presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (CONCAPA).  «Sus palabras vulneran la libertad de los padres para poder elegir como quieren educar a sus hijos».

Por su parte, Llanos Massó, Portavoz Adjunto del Grupo Parlamentario VOX en las Cortes Valencianas ha defendido esta mañana, en la comisión de educación, una proposición no de ley (PNL) pidiendo el Distrito Único que ha sido rechazada por los votos en contra de PSPV, Compromís y Podemos.

Massó ha explicado que «el Gobierno tiene la obligación de garantizar  el derecho a la educación, pero eso no implica que sea el gobierno el que decida el tipo de educación que reciban nuestros hijos y al centro al que tienen que asistir».

VOX defiende la libertad de los padres para elegir el centro que crean más conveniente para sus hijos, independientemente del lugar de residencia. «Por eso defendemos el distrito único. El estado no debe decidir por los padres».

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado ha mostrado su indignación en su cuenta de Twitter. «La libertad de enseñanza es fundamental en democracia y está garantizada por la Constitución. Sánchez debe aclarar si está de acuerdo con Celaá y si éste es el modelo del nuevo gobierno de izquierda radical. Hablan de libertad, pero la cercenan cuando no se ajusta a su ideología».

Los obispos españoles por su parte, han señalado que si las palabras de la ministra no han sido un «lapsus», supondría «un giro en la política educativa de extraordinaria gravedad para el derecho de los padres y la libertad de enseñanza en una sociedad tan plural que precisa unas bases educativas comunes y un desarrollo conforme a las convicciones de las familias y su iniciativa social, en el espacio público que las Administraciones han de garantizar conforme a la Constitución y los Tratados internacionales firmados por el Estado», ha subrayado el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello.

También portavoz adjunta del PP en el Congreso, Sandra Moneo  ha criticado que Celaá «niegue la libertad de las familias a elegir centro y que sus hijos puedan ser educados en sus propias convicciones», tal y como, según ha apuntado, se recoge en la Constitución (artículo 27.3) y lo avala el Tribunal Constitucional.

‘Hay que concienciar de que la libertad de educación es un derecho básico’

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario