Parchis
Opinión

Nadie va a votar a Franco

Img. NYT

Vicente Torres

10-11-2019

Dado que ya murió hace muchos años, no se ha podido presentar y, por ello, no lo puede votar nadie. Tampoco tuvo ninguna ideología, así que ni siquiera sus ideas concurren a estas elecciones y si algún grupo lo hiciera en su nombre sería de modo equívoco.

A Franco lo desentierran de forma interesada tipos heroicos cuya heroicidad consiste en cambiar unos huesos de sitio, toda vez que gracias a Baltasar Garzón saben que está muerto y bien muerto.

En vida de Franco puede decirse que todos esos tipos ambiciosos y sin escrúpulos, como son Zapatero y Sánchez, habrían sido fervientes admiradores suyos, porque ese era el modo de medrar entonces y es lo que hicieron muchos, que luego se apresuraron a cambiar de bando. Ratas acollonadas, las llamó Anson, monárquico profesional que, no obstante, defiende a Iglesias, que amenaza con guillotinar a los monarcas. Curiosa la historia franquista del padre y el abuelo del coletas.

Franco, el autócrata, surgió de una guerra que el gobierno de entonces no intentó evitar, quizá porque pensaba que la ganaría fácilmente, y como consecuencia de la misma los españoles sufrimos durante cuarenta años la pérdida de nuestras libertades, pero es que ese era el único modo que tenía él de garantizarse que moriría de muerte natural.

Los que, como demuestran con sus discursos, se consideran sucesores de aquel gobierno, lejos de tener vergüenza de no haber pensado en el bienestar de los ciudadanos, sino que lo que les importaba era su plan, intentan descargar todas las culpas en una sola persona, aprovechando que ya no está entre los vivos.

La historia es la que es y los hechos no se pueden cambiar. Y entre los hechos están también los posteriores a la guerra y pertenecientes, por tanto, al periodo sin libertades, exceptuando los últimos tiempos. Y lo que dicen es que todos los ambiciosos sin escrúpulos, absolutamente todos, rindieron pleitesía a Franco.

print

1 Comment

Haga clic aquí para publicar un comentario

  • “Y lo que dicen es que todos los ambiciosos sin escrúpulos, absolutamente todos, rindieron pleitesía a Franco”
    Don Vicente, observo que como siempre, usted, dice, -verdades como catedrales.