Opinión

Soy otra mujer

Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

09-11-2019

La vida me ha enseñado que la mejor forma de vivir es viviendo. Sí, porque sólo viviendo he aprendido a vivirla.

Aprendí que cuando estás enamorado, se nota. Y cuando conoces a quién pasará el resto de tu vida a tu lado, se nota más.

Aprendí que una sola persona que me diga»has hecho grandioso mi día!», me hace grandioso el día a mí.

Aprendí que a veces todo lo que una persona necesita es una mano que sostenga la suya y un corazón que comprenda.

Aprendí que todas esas pequeñas cosas que suceden a diario son las que hacen que la vida sea tan espectacular.

Aprendí que ignorar los hechos no los cambia.

Aprendí que cuando planeas vengarte de alguien, sólo le estás permitiendo a esa persona que te siga lastimando.

Aprendí que la vida es dura, pero yo soy más fuerte.

Aprendí que nunca se pierden las oportunidades; alguien más tomará las que tú dejas pasar.

Aprendí que no puedo elegir cómo me siento, pero sí puedo elegir qué hacer al respecto.

Aprendí que el dinero no compra clase ni la felicidad y que mi vida no puede depender de él.

Aprendí que todos queremos vivir en la cima de la montaña, pero toda la felicidad y crecimiento suceden mientras la estás subiendo.

¡Vaya que si aprendí! Pero, sobre todo aprendí que la persona que fui ayer, no es la misma que soy hoy.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario