Parchis
FAMILIA Religión

España celebra la solemnidad del Día de Todos los Santos

Entrada principal al Cementerio General de Valencia/Img. informaValencia.com

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, oficiará una misa este viernes en la Catedral, a las 12 horas

Jueves, 31 de octubre de 2019

Antonio Casañ.- España celebra este viernes el Día de Todos los Santos, aunque de forma diferente según la comunidad autónoma pero con un nexo común, un día en el que tristemente se recuerda a los que ya no están con nosotros. Y una tradición casi ancestral es que este día se comience, acudiendo a los cementerios con ramos de flores y de hecho siempre en las iglesias se celebra una misa muy especial este día 1 de noviembre. Luego es lo normal pasar el día en familia, después de haber hecho la visita a nuestros difuntos, degustando los huesos de santo, los buñuelos, las castañas, higos secos con nueces y dulces de mazapán con piñones.

También y según la tradición de cada región, las puertas del cielo se abren la medianoche del 31 de octubre para que los espíritus de los niños se reúnan con sus familias y los espíritus de los adultos pueden hacer lo mismo el 2 de noviembre.

El calendario católico designó el 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos, que corresponde a los niños o en México los “muertos chiquitos”. Asimismo el día 2 de noviembre se designa a los fallecidos adultos. Además en algunas regiones de México, el 28 de octubre es destinado para las personas que murieron a consecuencia de algún accidente o de forma trágica, y el 30 de octubre es en honor a las almas de los “limbos” o niños que murieron sin ser bautizados.

La preparación de estas festividades puede llevar a las familias desde días, semanas o incluso un año entero. Estas crean un lugar donde reunirse con sus difuntos, que puede ser en el crean coloridos altares en los propios hogares, espacios públicos como parques o plazas, o incluso en cementerios locales donde están enterrados los miembros de la familia. Ahí los familiares crean ofrendas, no para adornar sino para recordar y celebrar la vida de sus difuntos.

Además el objetivo es transmitir los limites del ser humano, que somos finitos y que la muerte siempre llega, pero, además, también nos enseña que la muerte es parte de la vida y debemos festejarla. Las festividades y tradiciones locales varían de un lugar a otro, aunque las ofrendas son el punto focal de las celebraciones y se pueden ver en todas partes durante el período festivo.

Dulces típicos del Día de Todos los Santos

La investigadora Elsa Malvido aseguró que las calaveras azucaradas y los panes con forma de hueso son tradiciones que provienen de la Europa medieval, y son costumbres católicas y profundamente jesuitas.

Para esta historiadora, El Día de los Muertos se originó a raíz de los rituales que se practicaban en Francia durante el siglo X «por el Abad de Cluny, quien decidió rescatar la celebración en honor de los macabeos, familia de patriotas judíos reconocidos como mártires en el santoral católico, el día dos de noviembre y dispuso el día anterior para celebrar a los santos y mártires anónimos, aquellos que no poseen nombre ni apellido, ni celebración en el calendario ritual católico». La investigadora comparó la ofrenda de muertos con la tradición católica de montar un altar con reliquias, que funcionaban como intermediarios materiales del hombre ante Dios.

Misa en la Catedral de Valencia

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, oficiará una misa este viernes en la Catedral, a las 12 horas, en la solemnidad de Todos los Santos. También este sábado, día 2, conmemoración de los Fieles Difuntos, está previsto que el Cardenal visite el Cementerio General y presida, por la tarde, a las 16 horas, una eucaristía por el eterno descanso de los fallecidos en el último año en la diócesis.

En esta celebración será bendecido un cuadro de San Vicente Mártir “que completará la decoración del frontal del Altar de la Capilla del Cementerio”. El lienzo es obra de la artista Fina Marín, de Cheste, que ya donó el año pasado otro cuadro dedicado a San Vicente Ferrer, con motivo del Año Santo Jubilar Vicentino, con el título “San Vicente, mediador de la paz”. “El propósito es reflejar la historia de fe del Cementerio y de Valencia”, según asegura el capellán, Benjamín Zorrilla.

Además, la capilla del Cementerio General acogerá a lo largo del sábado misas a las 10, 11, 12 y 13 horas, además de la que celebrará el Arzobispo a las 16 horas. Durante todo el año, dentro del horario del cementerio, “siempre hay un sacerdote para atender las necesidades espirituales y humanas de las personas que lo necesitan sin mirar su confesión”, ha añadido.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario