Parchis
Opinión

Sobrevalorado Felipe González

Felipe González (I) y Alfonso Guerra

Vicente Torres

28-10-2019

En su tiempo, Tierno Galván se refería a la pareja de moda como «esos chicos de Sevilla», dando a entender con ello el escaso respeto intelectual que les tenía. Claro que luego les vendió su partido, el PSP, a cambio de la alcaldía de Madrid, dejando a sus militantes en el limbo.

Por su parte, Felipe González y Alfonso Guerra no tendrían recorrido intelectual, pero sí el poder y eran, y son, aviesos como ellos. Bautizaron a Tierno como «la víbora con gafas» y le dieron la alcaldía de Madrid, pero de forma simbólica, porque el alcalde efectivo fue Juan Barranco. Tierno le llamaba «Juanito Precipicio».

Los medios adictos presentaban a Alfonso Guerra como un gran intelectual y dotado de una inteligencia finísima, lo cual le daba mucha risa a Jorge Semprún, a la sazón ministro en el gobierno de Felipe González.

Alfonso Guerra se consideraba más inteligente y mejor preparado que Felipe González y lo hizo saber al gran público: yo soy el cocinero que prepara los platos y Felipe es el camarero que los sirve, lo cual motivó el fin de su carrera política, porque su gran amigo de antaño no le perdonó jamás que dijera eso.

Felipe González es el político que más poder ha tenido en toda la historia de España, pero eso, en lugar de incrementar su sentido de la responsabilidad, le hizo ensoberbecerse e inducirle a aprovechar la circunstancia.

Es tan idiota que piensa que basta con ser socialista para ser demócrata, no se da cuenta de que esta es una opción personal y tiene que ver con el comportamiento.

Un adicto al poder, como es él, y en esto se que sus convicciones democráticas son endebles, jamás se plantea si lo que ha hecho está bien o está mal. Lo ha hecho porque quería y podía. Y punto.

El hecho de que luego hayan aparecido otros más melones que él no lo convierte en estadista.

print

2 Comments

Haga clic aquí para publicar un comentario

  • Con González empezó la estupidez de la superioridad moral de la izquierda pero se podía aguantar, los otros dos son un par de ignorantes, como ustedes dicen en otro articulo, unos tarados que se llenan la boca de la palabra democracia (yo creo que porque tienen muy poco vocabulario) cuando en realidad son exclusivamente profesionales vividores de la politica sin más

  • Le cuestión es que Suárez, Fernández Miranda, González, Guerra, Fraga, Aznar o Rajoy tenian lo que se espera de un político: vocación de servicio a los ciudadanos. Y gobernaron para todos, derecha e izquierda. Estos titiriteros de ahora, desde Zapatero hasta cualquiera de los que se sienta en la parte izquierda del Parlamento, sólo piensan en su promoción personal, en el poder y en las prebendas que ello les confiere, y gobiernan exclusivamente para los que les votan, para contentarles, inmigrantes subsidiados incluídos. Esto no es democracia, por mucho que estén manoseando continuamente el término. Lo mismo pasa en catalunya y en Valencia.