Sólo queremos bailar

Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

22-10-2019

No hay duda del cambio que ha transformado mi piel, mis pechos, mi cabello, mis caderas, mis nalgas, mi vientre….

Me miro al espejo directamente a los ojos y entro en una profunda reflexión, acompañada de una enorme sonrisa. Es como conversar con una vieja amiga, que te entiende con la mirada y sabe de qué estás hablando. Mí querida y yo, cómo hemos cambiado.

Soy afortunada, afortunada por tomar consciencia de la transformación y entender que el gran cambio viene de dentro hacia afuera.

A la vida le he hecho un trueque y le he cambiado una piel tersa, un cabello voluminoso, unos pechos firmes por una sonrisa permanente, una serenidad que me deja dormir y un poder selectivo para dar importancia sólo aquello que realmente lo tiene y vale la pena.

Me miro al espejo y me sonrío. El cambio viene desde dentro, y es un cambio maravilloso que se llama madurez.

https://youtu.be/7PCkvCPvDXk

print

Se el primero en comentar on "Sólo queremos bailar"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*