Educacion

El Gobierno en funciones rechaza la prueba única de selectividad

Plantea una comisión para revisar los contenidos y la forma de corregir en cada autonomía para sea más homogénea

Viernes, 19 de octubre de 2019 /ACTUALIZADO 05’30 h.

Antonio Casañ.- El Gobierno en funciones no quiere que exista una prueba única para toda España en la prueba de acceso a la Universidad porque alega que eso exigiría una reforma de los planes de estudios que dan margen a las autonomías para decidir parte del temario. A cambio plantea que la prueba de selectividad sea revisada (desde mediados de noviembre) por una comisión técnica. Todo ello motivado por la polémica desatada el pasado mes de junio por los alumnos españoles que no compiten en igualdad de oportunidades por una plaza.

La comisión en cuestión debería certificar que hay homogeneidad en los contenidos y los criterios de corrección de las cuatro asignaturas obligatorias y la penalización de las faltas de ortografía. “Queremos que sea una mesa técnica para, por ejemplo, analizar si las horquillas altas de clasificación son diferentes entre comunidades y sugerimos, en la medida en que se pueda, que los coordinadores de las cuatro asignaturas grandes consensúen unos contenidos comunes y unas formas de corregir comunes», declaraba ayer en el diario El País, José Manuel Pingarrón, director general de Universidades.

Lo que plantea Educación es un temario parecido en los exámenes de las tres materias troncales -Lengua y Literatura Española, Historia de España y primera Lengua Extranjera- y la obligatoria de cada rama -Matemáticas (Ciencias), Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales (Sociales), Latín (Humanidades) o Fundamentos de Arte (Artes)-.

Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Y aunque el 90% de los alumnos aprueba la Evaluación para el Acceso a la Universidad  en todas las regiones, el problema surge  en las notas altas que determinan la entrada a grados muy demandados (Matemáticas y Física, Medicina o Fisioterapia). La diferencia entre comunidades en la prueba obligatoria de la selectividades mínima. No llegó a un punto la media en 2018: Baleares (6,84) y Extremadura (7,64). La duda en el modelo radica en las diferencias, porque dos regiones mal posicionadas en las pruebas de calidad PISA (Canarias y Extremadura) tienen la mejor media y aducen que hay comunidades donde la prueba es más fácil en contenidos y laxa en la corrección.

La CRUE propuso antes del verano crear una comisión que revisara el modelo. El Gobierno socialista, que ya estaba en funciones, pospuso entonces a septiembre el estudio de la medida, con la esperanza de que para entonces hubiese Ejecutivo. Pero al no consumarse los pactos políticos para formar Gobierno, ahora ya urge resolver el asunto, sobretodo porque en junio se convoca la primera de las pruebas de selectividad.

En la citada comisión y por parte de las universidades estarán los representantes de la conferencia de rectores (CRUE), dos o tres directores generales y el presidente de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP). El 12 de noviembre se celebrará la conferencia general de directores generales de universidades y ellos elegirán a sus comisionados. En cuanto al Ministerio de Educación, además de sus representantes, habrá miembros del Consejo Escolar del Estado.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario