Parchis
Opinión

Mentiras dibujadas

Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

17-10-2019

Uno de los rasgos más confusos y frustrantes en otra persona es la falsedad. Parte de lo que hace que tratar con personas falsas sea tan difícil es que a veces lleva un poco de tiempo descubrir quién es realmente.

Puedes buscar los signos de falsedad, pero a menudo es necesario conocer a alguien durante al menos varios meses para verlos en acción y ver cuán falsos son en realidad.

La gente falsa y traicionera a menudo manipulan a todos a su alrededor, desde familiares y amigos, hasta extraños, para poder obtener lo que quieren de ti. Una vez que ya no te necesiten, su personalidad aparentemente genuina desaparecerá en el aire.

Las personas falsas y mentirosas generalmente son ansiosas, inseguras, competitivas y celosas. Son extremadamente conscientes de las jerarquías sociales, por lo que siempre están clasificando quién es más atractivo, más inteligente o más querido.

Muy pocas personas saben quiénes son en el fondo, y las pocas que lo hacen suelen ser cónyuges o familiares directos. Los hombres y mujeres falsos se ven amenazados muy fácilmente, y por lo general son fanáticos del control total. Después de todo, piensa lo duro que tienen que trabajar para mantener esa falsa actitud.

Una persona falsa es alguien que nunca muestra que se siente molesto o enojado. Las personas falsas odian las emociones reales porque éstas se interponen en el camino de la fachada unidimensional que trabajan tan duro para proyectar.

He oído decir que las personas falsas tienen cero emociones, pero esto no es cierto en realidad. Las personas falsas tienen emociones como cualquier otra persona, pero son fanáticos del control y temen que mostrar sus sentimientos reales los haga vulnerables. Temen que las cosas se salgan de control si comenzaran a reconocer cómo realmente piensan y qué sienten realmente.

https://youtu.be/ZuupMrAhGXw

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario