Parchis
Opinión

A aquellos que velaron las noches oscuras de España

Img. A G-T P

Antonio Gil-Terrón Puchades

11-10-2019

A los guardias civiles españoles, a los que llegaron y a los que cayeron en la vereda, a los que vistieron púrpura de poder y a los desnudos de honores. A los que alcanzaron cumbres de gloria y a los que pusieron paz en simas y senderos.

A los héroes de las gestas guerreras y a los ignorados titanes del sosiego diario. A los que regaron sangre en montañas y asfalto, y a los que regaron sudor para cultivar la tierra.

A los que velaron noches oscuras de España y a los que sufrieron el sol de tantos atardeceres. A todos, porque todos hicieron la historia de la Guardia Civil española.

Palabras escritas en un pergamino. Palabras anónimas que no buscan más gloria que aquella que da el solitario encuentro de cada uno con su yo, lejos de toda presencia, sin más testigo que el cielo, el mudo testigo de tantas confesiones sinceras.

En estos tiempos en los que vivimos, por no decir sobrevivimos, pocas cosas hay ya que nos hablen de España. Las luchas insolidarias entre lo que hoy llamamos comunidades autónomas, van escribiendo las páginas de una historia regresiva hacia la caverna, la tribu y el taparrabos. Cada vez existen menos vínculos de unión y más motivos artificiales de división. Qué poco va quedando ya de aquel gran sueño llamado España.

Yo, por mi parte, desde la incertidumbre que como a pueblo nos aguarda, en estas agónicas horas, me quedo con aquellos que velaron las noches oscuras de España, aquellos que sufrieron el sol de tantos atardeceres, porque ellos son, hoy, casi lo único que nos queda de España.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Camino del Santo Grial

Santo Cáliz de la Catedral de Valencia

Personalizamos #mascarillas lavables y reutilizables con tus propias creaciones o el diseño que más te guste