Parchis
Opinión

Casi cuarenta años

Img. Antonio Gil-Terrón

Antonio Gil-Terrón Puchades

07-10-2019

Hay quien dice que el amor es como una copa de vino que nunca se debería de vaciar. Una copa llena a rebosar que hay que beber despacio, saboreando el placer y el dolor que da el amor entregado… Una copa que ha ahogado a muchos amantes noveles y principiantes, al pensar que el amor hay que disfrutarlo hasta vaciarlo, antes que la vida te lo pueda quitar.

Hay quien dice que el amor es como un corazón que por miedo a tropezar y caerse, nunca aprendió a bailar…, terminando sentado a luz de la Luna, contando los años pasar.

Hay quien dice que el amor es como aquel sueño del que por temor a que terminase, nunca quisiste despertar, quedando tan solo en un sueño dormido y sin alas que hasta la realidad de la vida no pudo volar.

Yo digo que el amor es como la semilla de una flor que, por el desamor conmovido, sembró Dios al pasar, y que bajo la nieve del desaliento, un frío mes de noviembre en nuestros corazones hizo germinar.

NOTA: Casi cuarenta años juntos y no hemos perecido en el intento a pesar de haberlo intentado más de una vez y más de tres. Así que aquí seguimos juntos como ayer, cogidos de la mano en el atardecer de nuestras vidas, esperando como ilusionados debutantes ver abrazados cada nuevo amanecer.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario