Parchis
Opinión

Mi reflexión

Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

06-10-2019

¿Quién no ha conocido nunca a una de esas personas que parecen ser una enciclopedia andante? Esas personas que siempre tienen la respuesta adecuada, que se mantienen alejadas de la codicia y el materialismo, de la envidia, la rivalidad, el odio, el orgullo, la ira, y sobre cualquier aspecto interesante de la vida.

El sabio es feliz, es bondadoso, es sincero cuando se expresa y es equilibrado. El sabio calla cuando debe callar y habla para decir lo que tiene que decir y nada más. Trata a los demás por igual, independientemente de su estatus social, raza o sexo. Es modesto, es humilde, se mantiene siempre íntegro y su presencia es una fuente de información interminable.

El sabio posee un gran conocimiento sobre sí mismo, y su meta es auto-conquistarse y no conquistar a los otros. El sabio es contemplado con respeto porque respeta a los demás. Sus palabras son poesía y siempre regala frases de la vida para el recuerdo.

No midas tu riqueza por el dinero que tienes, mídela por aquellas cosas que tienes y que no cambiarías por dinero.

La humildad, honestidad, dignidad y demás valores…, es algo que es fundamental en una persona.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario