Parchis
Opinión

La luz del alma

Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel

27-09-2019

He tenido la suerte de querer con toda el alma, de desquerer con honores, de abrazar a quienes me quieren. He tenido la suerte de no tirar la toalla cuando de conseguir un sueño se trata, de conocer mis límites a base de superarme.

He tenido la suerte de tener constancia y voluntad para superarme, he tenido la suerte de disfrutar de cada instante compartido, de que ése amor se acabara cuando ya no funcionaba, y de asumir, al fin, que debo abrir las puertas de mi vida a nuevos sentimientos y a ese nuevo amor que me tiene atrapada y encantada.

He tenido la suerte de dedicarle horas de trabajo y esfuerzo a lo que me gusta, de llorar por desesperación y de encontrar en cada lágrima una mano amiga que confía en mí.

He tenido la suerte de dejar atrás relaciones tóxicas para la salud del alma, de encontrar otras más alegres que me hacen bailar, de mirar al pasado con la perspectiva que sólo el tiempo nos ofrece y de aceptar que gracias a él soy lo que soy. He tenido la suerte de sentirme querida, de entregar besos absolutamente deseados y de llorar de la risa por una experiencia que un día me hizo llorar.

He tenido la suerte de atreverme a pedir ayuda cuando la necesitaba y de encontrarla, de ayudar a otros, de equivocarme muchas veces y de pedir perdón otras tantas. He tenido la suerte de no gustar a todo el mundo, de respetar el criterio ajeno, de gritar para liberarme y perdonar en silencio.

He tenido y tengo la suerte de estar viva y de ser consciente de lo afortunada que soy por cada experiencia, por cada aroma, por cada beso y por cada baile. He tenido la suerte de no creer en la suerte, de creer en la constancia, en la bondad y en las circunstancias.

He tenido la suerte de dejar de creer en el azar y empezar a creer en mí misma.

https://youtu.be/8jbtCw48ZR4

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario