Parchis
Opinión

La utilidad de Greta Thunberg

Greta Thunberg

Vicente Torres

24-09-2019

Dice que le han robado sus sueños y su niñez. Yo la llevaré a conocer niños a los que les han robado los sueños y la niñez. Y se los ha robado a conciencia y con conocimiento de causa la maldad humana.

Hay millones de niños en el mundo que pueden decir eso, a veces también a causa de alguna enfermedad, y han de callar.

No cabe duda de que esta Greta es una niñata, como si fuera un rufián cualquiera, un torra, un hombre de paz. El hecho de que haya conseguido llegar a la ONU a dar ese discurso con el que se burla todos demuestra que el cambio climático, además de lo que haya podido decir el secretario general, es un negocio. Casi se puede afirmar que, como suele ocurrir, quienes más contribuyen a que se dé, seguirán actuando exactamente igual. Y quienes menos culpa tenemos de que ocurra sufriremos alguna subida de impuestos, o un impuesto nuevo y específico, que irá a parar a través de alambicados caminos a algunos bolsillos particulares. Me refiero a las naciones que más contaminan y que seguirán contaminando igual.

Pero tienen suerte esos adalides de la lucha contra el cambio climático. Ha llegado hasta allí, a hacerse cargo de la situación y a explicar a los jóvenes el arte de la cuadratura del círculo, el gran Sánchez. Es grande porque seguramente ha conseguido que el Falcon no contamine, motivo por el cual lo utiliza a todas horas, incluso para ir al bar de la esquina dicen, para que lo vean y lo aplaudan y les explique los pecados de la derecha. También es grande, porque soplando desde Doñana, entre caña y caña, consigue apagar el fuego de Canarias, con lo cual luego, si acude a hacerse la foto, pues tiene todo el derecho.

Así que Greta que no llore tanto, porque lo tiene todo de cara, y hemos visto llorar con más fundamento. Y con menos también. A Irena Montera.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario