UNIVERSIDAD

VOX denuncia la dictadura lingüística en las universidades

José María LLanos, portavoz de VOX en las Cortes Valencianas, durante su intervención/Img Com. VOX

Jose María Llanos propone una profesionalización de calidad y de prestigio en los niveles medios y superiores de formación

Jueves, 19-09-2019

M.Cañardo.- José María Llanos, presidente y portavoz adjunto del Grupo Parlamentario VOX en las Cortes Valencianas, ha respondido hoy a la conseller de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, tras su comparecencia para explicar su programa para la X Legislatura, que «los graves problemas de la Universidad valenciana son la endogamia y la dictadura lingüística».

Durante su discurso, Llanos ha recalcado la necesidad de solucionar estos problemas desde el inicio: más que proyectos, innovaciones digitales, ecosistemas y castillos en el aire, sería conveniente atajar el problema desde su raíz, y fomentar, como propone VOX, una profesionalización de calidad y de prestigio en los niveles medios y superiores de formación, que puedan dar cobertura a todos los aspectos de la sociedad, sin llenar las universidades de jóvenes que, con toda seguridad, no podrán dedicarse a lo que indica su título universitario”.


 “Podemos arreglar nuestra universidad, y hay medidas que se deben de adoptar; y mañana ya es tarde: el nivel de los estudios ha caído hasta cotas impensables hace quince años; el nivel de exigencia es irrisorio, y no se fomenta el sacrificio ni el afán de superación, sino el pasar de curso como sea, o en el tiempo que sea, para conseguir finalmente un bonito título que colgar en una pared”

El presidente del Grupo Parlamentario ha destacado especialmente «la decadencia y el proceso de ideologización que está sufriendo la universidad», ya que “nuestras universidades exigen, no el mérito y la capacidad de sus profesionales, sino el conocimiento del catalán», ha resaltado el portavoz.

«En Baleares y en Cataluña, que están perdiendo profesionales de calidad, por la imposición del requisito lingüístico. Y luego hablarán ustedes de “excelencia”; ¿en qué? ¿No se dan ustedes cuenta de que el paciente quiere que le curen, y no que le hablen en catalán o en español?», ha enfatizado Llanos, para continuar preguntado «¿No le dice nada que la inmensa mayoría de los alumnos no quieran recibir clases en catalán, porque en un mundo común y globalizado no les va a servir absolutamente para nada? ¿Por qué se lo imponen? No es convencimiento; es estrictamente pura ideología”.

Por otro lado, y con respecto a los profesores, Llanos ha señalado que “hay un gravísimo problema de relevo generacional en el profesorado, en el investigador. La edad media del profesorado es muy elevada, y no existe ese relevo generacional, ni se fomenta, ni se incentiva, ni se apoya. Es un problema muy a corto  plazo, que ha de atajarse desde ya, y continuar con políticas a futuro, a largo plazo. No valen los parches, la fontanería: contrataciones temporales, contrataciones de asociados deprisa y corriendo, de personal con escasa o nula formación”.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario