Sobre el infierno y las buenas personas

Img. facebook A G-T P

Antonio Gil-Terrón Puchades

19-09-2019

Qué justo sería si la misma facilidad que tenemos para pedir perdón y perdonar (me refiero a aquellos que tienen esa humilde y generosa virtud) la tuviésemos a la hora de perdonarnos a nosotros mismos. Pero en muchos casos, no es así.

Lo más sangrante es que la falta de auto perdón y de compasión y misericordia con uno mismo, es algo que afecta a las buenas personas.

“Las buenas personas acaban en el infierno porque no saben perdonarse a sí mismas. Yo no puedo perdonarme, pero te perdono a ti.” (Robin Williams en la película “MÁS ALLÁ DE LOS SUEÑOS”, “What Dreams May Come”).

NOTA: No creo que -en ningún caso- las buenas personas terminen en el Infierno. Claro, salvo que el ser excesivamente tonto e ingenuo sea pecado, porque entonces tendríamos “overbooking” en las puertas del Averno.

print

Se el primero en comentar on "Sobre el infierno y las buenas personas"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*