Parchis
Opinión

Los colores del gris

Img. A G-T P

Antonio Gil-Terrón Puchades

17-09-2019

Clavamos nuestras raíces en el vivero del Mundo, mientras, pisamos con indiferencia el suelo que un día nos reclamará como abono.

Pero qué más da que la tierra obtenga un poco más de nuestros cuerpos… ¿acaso no eran pedazos nuestros, ese pelo y esas uñas que nunca nos molestamos en enterrar, y que no recibieron más honores ni sepelio que aquél que un cubo de basura les pudo ofrendar?

¿Y qué diferencia hay entre el pelo y el corazón, o entre las uñas y los pulmones…? ¿Permitirnos estar más años aferrados al vivero, antes de terminar en una necrópolis? ¿Y para qué? ¿Para dar frutos que también habrán de desaparecer algún día?

¿Entonces…? ¿Qué somos en realidad? ¿Qué nos diferencia de una flor o una mariposa? ¿Acaso el vivir más? ¿Acaso sentir…? Y sentir, para qué, si al final nuestros cuerpos terminarán pudriéndose igual.

Caminamos sobre viejos cementerios olvidados, repletos de huesos de linajes de familias que hace años se extinguieron y nadie llora ya.

Caminamos sobre las tumbas de poetas a los que nunca nadie leyó; de escultores a los que nadie quiso inmortalizar; de filósofos cuyo manuscrito pensamiento nadie quiso publicar…

(Continuará…)

https://www.youtube.com/watch?v=Lw5VppAnqwg

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario