Frontela, forense del Caso Alcàsser: ‘Antonio Anglés no escapó, pero sabía demasiado’

Luis Frontela, médico forense del Caso Alcásser/Img. Twitter Mediaset

Uno de los implicados en la investigación del crimen asegura en «Cuarto Milenio» que el presunto asesino de las jóvenes Miriam, Desirée y Toñi no se fugó e insinúa que se lo «quitaron de en medio»

Martes, 17 de septiembre de 2019

informaValencia.com.- El próximo 13 de noviembre, se cumplirán 27 años del triple asesinato de Miriam, Toñi y Desirée, las niñas de Alcàsser. Presuntamente, las tres fueron secuestradas durante la noche de aquel día, mientras acudían desde Alcácer a la discoteca «Coolor» de la localidad vecina de Picassent. Nunca llegaron a su destino y todavía hoy, el crimen arroja un gran número de incógnitas.

Este domingo, Cuarto Milenio inauguró su 15ª temporada tratando de esclarecer la muerte de las tres niñas. Lo hizo en directo, por primera vez en la historia del programa que presenta Íker Jiménez en Cuatro, en una noche que contó con testimonios clave. Algunos de gran crudeza, como el de Fernando García, el padre de Miriam; el de Carmen Albert, la viuda del periodista Juan Ignacio Blanco, experto en el Caso Alcàsser; o el del doctor Luis Frontela, el forense encargado de practicar la segunda autopsia a las jóvenes fallecidas.

En su comparecencia en el programa de Jiménez, el último aseguró que sigue investigando por su cuenta, pues no pudo continuar haciéndolo de manera oficial. Sin embargo, como él mismo explicó, ha puesto en marcha una «tercera vía», que estaría relacionada con la desaparición del delincuente hispano-brasileño Antonio Anglés, desaparecido en 1993 y considerado el presunto autor material del crimen junto a su amigo Miguel Ricart, que salió de la cárcel en 2013.

Miguel Ricart, con su aspecto en 2013 (I) y en 1993 (D).

Según el testimonio de Frontela, la desaparición de Anglés no se produjo de manera voluntaria. «Existen pruebas suficientes para demostrar que él no se desprendió voluntariamente de determinados objetos suyos. Algo pasó y es lo que estoy terminando de investigar», expresó el forense, que no considera que el presunto asesino se fugase por voluntad propia. «¿Entonces, cree que hubo un enviado, un sicario? ¿Que se lo quitaron de en medio?», le preguntó Jiménez. «Es lo que estoy dando vueltas… a ver qué podemos encontrar», respondió Frontela en «Cuarto Milenio».

Aunque Jiménez siguió incidiendo en la misma idea. «¿Antonio Anglés sabía algo, podía inculpar a alguien y fue ejecutado?». Frontela asintió. «Algo había, pero algo más local, no tanto de altas esferas. Antonio Anglés no escapó. Ni siquiera llegó a Madrid y no salió de España. Sabía demasiado», afirmó el forense, que fue más allá. «Su cuerpo está en algún sitio, o vivo o muerto. Y creo que puedo intuir dónde está».

En ese aspecto, Frontela puso el foco en otros posibles asesinos de «las niñas de Alcàsser». «Yo eliminaría la trama poderosa y diría que hay alguien más añadido a los autores de poco pelo?». «¿Alguien que no ha pagado?», interpeló Jiménez. «Sí. Alguien que no ha pagado, ni está identificado. Por el momento, no puedo decir más, pero soy muy cabezón y si me dejan, llegaré al final de esto», concluyó el doctor en «Cuarto Milenio».

print

Se el primero en comentar on "Frontela, forense del Caso Alcàsser: ‘Antonio Anglés no escapó, pero sabía demasiado’"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*