Parchis
Opinión

La ignorancia de Borja Sémper

Borja Sémper (I) y Cayetna Álvarez de Toledo/EE

Vicente Torres

14-09-2019

La Constitución tiene artículos contradictorios. Mientras que en uno dice que todos los españoles son iguales ante la ley, en otros da ventajas a los residentes en unas regiones sobre los de las demás.

La Constitución debió ser el marco legal que facilitara la convivencia entre los españoles y estar inspirada en un gran ideal, como el de justicia. Lejos de eso y a causa de la suficiencia ignorante de Glez., Guerra y, en general, de todos los que participaron en su redacción, acabó estando compuesta por un batiburrillo de concesiones y renuncias, con lo cual tampoco ha servido para cerrar las heridas de la guerra civil.

Los padres de la Constitución estaban más pagados de su papel histórico que abrumados por la responsabilidad que adquirían. Diríase que pasaban más tiempo acariciando sus egos que procurando lo mejor para los españoles, a los que miraban desde arriba del campanario.

Cayetana, que es inteligente y culta, propugna acabar con algunas de esas desigualdades, pero antes que ella también lo propuso Carlos Martínez Gorriarán, cuando aún dirigía UpyD. Es decir, el asunto no es nuevo e incluso ha sido defendido también por personas que viven en Provincias Vascongadas y están dispuestas a renunciar a sus privilegios, lo cual les honra.

No se ha detenido Borja Sémper en defender los privilegios regionales, a buen seguro que por motivos electorales, sino que además ha atacado al más puro estilo podemita a Cayetana, al acusarla de haber caminado sobre mullidas moquetas mientras otros sentían la amenaza de ETA en el cogote. Es indigno que haya dicho eso. Cayetana no tiene nada que ver con el terrorismo. No tiene la culpa. Lo que hace ella es discurrir, y lo hace mejor que él, por lo que se va viendo. Ha hecho lo mismo que cualquiera de los impresentables podemitas cuando critican a Amancio Ortega.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario