VALENCIA CF 100

Albert Celades sustituye a Marcelino, despedido por Lim

Albert Celades con el presidente Murthy. /VCF

El Valencia confirma a través de un comunicado el nombramiento como entrenador del ex futbolista internacional de FC Barcelona y Real Madrid / ACTUALIZADO 23’00h.

Miércoles, 11 de septiembre de 2019

Antonio Silvestre.- Adiós Marcelino, bienvenido Celades. Albert Celades López, de 43 años, cuyo currículo más destacado como entrenador pasa por selección española sub-21, con la que fue subcampeón de Europa en 2017, además de ser asistente de Lopetegui en el Mundial de Rusia 2018 y en el Madrid, es el nuevo entrenador del Valencia Club de Fútbol.

Durante su presentación, Anil Murthy ha destacado que “el Valencia debe defender su filosofía de promocionar a nuestros jóvenes formados en la Academia y darles la oportunidad de competir a los más altos niveles. Este perfil de jugadores ha crecido con el club desde niños y representan nuestros valores. Son uno de los pilares de un equipo que debe equilibrar los objetivos ambiciosos que corresponden al club con un modelo sostenible a largo plazo que sea nuestro sello de identidad”, señaló el presidente, antes de reconocer que el nuevo técnico conoce y ha trabajado con varios integrantes de la actual plantilla.

Albert Celades en su etapa en la Sub-21/Img FEF

El nuevo entrenador del Valencia ha dirigido a la selección nacional en las categoría sub-16, sub-17 y a la sub-21 en 34 partidos. Por tanto, el técnico catalán es un novato como entrenador al frente de uno de los equipos más potentes de LaLiga española y clasificado en Champions League. Sí, toda una incógnita, que puede resultar como el caso de Gary Neville pero también como el de Rafa Benítez, que recordemos, llegó al Valencia contra pronóstico, tras ser destituido creo recordar, en el Extremadura de Segunda División.

Albert Celades llega acompañado por Javier Miñano, preparador físico de confianza de Vicente del Bosque.  También trabajará con Óscar Álvarez, hijo del ex jugador internacional del Barça Quique Costas y hermano del también jugador Quique Álvarez. Como futbolista, Celades es de la escuela de Johan Cruyff, que le hizo debutar en el primer equipo. Aunque años después militó también en el Real Madrid. Suma los títulos de una Copa de Europa, 5 Ligas, 2 Copas, 2 Supercopas, una Copa Intercontinental, una Recopa y 2 Supercopas de Europa.

«El Valencia siempre es un toro, es un equipo grande, un gigante. Sabemos de dónde venimos y vamos a intentar aportar nuestro trabajo de la mejor manera. Uno desea siempre una llamada como esta. Estamos en un club muy, muy grande, ante una oportunidad muy grande y un reto muy grande para los que estamos aquí. Sabemos la oportunidad que tenemos, estamos en un estadio magnífico, una ciudad increíble y un equipo muy bueno que está acostumbrado a pelear por las primeras posiciones», relató el nuevo técnico en sus primeras palabras ante los medios.

Celades reconoció también las exigencias de su nuevo equipo. «El objetivo de un equipo como el Valencia CF siempre es ganar los máximos partidos posibles y así lo afrontamos, con esta mentalidad. Estamos recién llegados, pero el hecho de estar aquí implica máxima exigencia, salir a ganar todos los partidos. Un club como este no se puede plantear otra cosa».

«El equipo tiene muchas cosas buenas que le han llevado a conseguir grandes cosas este año y el anterior, no venimos a romper con todo lo que hay, ni mucho menos», señaló el entrenador acerca de su forma de jugar. «Vamos a intentar seguir fomentando esas cosas buenas. A partir de ahí incorporaremos algunas cosas, pero el equipo tiene muchas cosas buenas».

En todo caso, mejor ahora que ya entrada la temporada. Marcelino ha estado jugando con fuego desde hace dos meses largos. Y sí, ha sido la crónica de una muerte anunciada, ganada a pulso y en inferioridad de condiciones. A veces parecía que quería provocar lo que ahora ha sucedido, con sus continuas críticas a la gestión de Lim.

En medio de toda esa relación tóxica con el máximo accionista y dueño del Valencia CF, el técnico asturiano, lejos de atemperar la situación y con su punto de soberbia habitual, vuelve a generar una situación difícil para la empresa que le paga. Ya lo hizo en el Villarreal. Allí fue cesado también a primeros de septiembre. Cuando no es Musacchio es Rodrigo. Y además, la desproporcionada nómina de asistentes para no mejorar un ápice el juego del equipo en su tercera temporada con respecto a las otras dos. Tres partidos, 4 puntos, ante equipos como la Real Sociedad, el Celta y el Mallorca. El panorama apuntaba a más de lo mismo, cobrando gran importancia el factor suerte. Lo dicho, adiós Marcelino, bienvenido Albert Celades.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario