MÚSICA

Camilo Sesto: adiós a una referencia musical y cultural

Camilo Sesto.

Muchas de las canciones del compositor alcoyano identificaron al menos a dos generaciones con una forma de ser y de entender el amor

Lunes, 9 de septiembre de 2019

Ana Miralles.- Algo de mí se va muriendo…, quiero vivir, saber porqué te vas, amor…

Desde primeras horas de la mañana de ayer, en cuanto se empezó a conocer su fallecimiento, fueron miles de testimonios de condolencia y de reconocimiento a su obra musical los que fueron llegando a medios de comunicación y redes sociales. Como no podía ser de otra forma, hasta los propagandistas políticos de turno aprovecharon la ocasión.

Camilo Sesto, Camilo Blanes en realidad, marcó a toda una generación de jóvenes y adolescentes tranquilos, soñadores e ilusionados con el futuro, que compartíamos, -la mayoría-, sus discos con otros grandes de la época y otros estilos musicales. Pero siempre había una ocasión, un momento íntimo con tu novio, en el guateque con los amigos, en el veraneo, al salir de clase o en los cumpleaños y fiestas, en los que, cuando sonaba por ejemplo, Perdóname, unas y otros nos arrimábamos a bailar cogidos, bien porque nos identificabamos con el mensaje, bien porque era Camilo el que sonaba con uno de sus bellísimos temas y bastaba con eso.

Te vas, amor

Pero te quedas, porque formas parte de mí

Y en mi casa y en mi alma

Hay un sitio para ti…

No digamos nada cuando lo que escuchabas era Algo de mí, Jamás, Alguien o El amor de mi vida… Todavía emociona a mucha gente recordar el significado de aquellos momentos, aquella voz contundente y melodiosa a la vez. Instantes cortos que forman parte de tu vida, que te trasladan a todo tipo de situaciones inolvidables por lo que significaron. Entonces, en aquellos años 70 y 80, todo era más romántico y por educación, mucho más sólido en la relaciones personales, mucho más real que lo que comenzó a ser apenas unos pocos años más tarde y en estos tiempos actuales tanto añoramos algunas/os al respecto. Era otra otra forma de ser y de comportarse, tal vez mucho más humanizada, más sincera.

Mi voz se quiebra cuando te llamo

Y tu nombre se vuelve hiedra

Que me abraza y entre sus ramas

Ella esconde mi tristeza

Canciones inmortales como Vivir así es morir de amor o Ya no puedo más alcanzaron un enorme éxito. Con discos como Camilo Sesto (1973), Camilo (1974)Amor libre (1975) alcanzó la fama y se convirtió en todo un ídolo para numerosos seguidores en España y América Latina. Entre sus numerosos triunfos se encuentra la adaptación al español de la ópera rock Jesucristo Superstar (1975), que produjo y en la que interpretó el personaje de Jesucristo.

Además de cantante, Camilo Sesto también era compositor y productor. Como compositor ha escrito temas para cantantes como Miguel Bosé, la estadounidense Lanie Hall, el mexicano José José, al propio Francisco o la dominicana Ángela Carrasco, entre otros. Una figura muy admirada y querida en el mercado hispano de la música. Entre otros reconocimientos, en 2011 recibió en Las Vegas el premio “Máximo orgullo hispano”, por sus 50 años de carrera musical. Un año después, en 2012, Perú le eligió “El más grande de la música en español”.

En 2016 fue nombrado Hijo Predilecto de Alcoy, un nombramiento con el que su ciudad natal saldaba una deuda pendiente. Un año después ingresó en ​el Salón de la Fama de los Compositores Latinos (LSHOF), en una ceremonia celebrada en Miami (Estados Unidos).

Camilo Sesto (Alcoy, 1946) ha fallecido en Madrid a los 72 años a consecuencia de una enfermedad renal. Con más de 40 discos publicados, 50 números uno en distintos países, más de 170 millones de copias vendidas y 340 obras registradas en la SGAE, Camilo Sesto es una figura imprescindible de la historia de la música en español, como compositor, cantante y productor, cuyo éxito trasciende fronteras, especialmente en Latinoamérica.

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) acoge desde esta mañana su capilla ardiente. Está bien, pero el mundo de la cultura en España le debe una gran reconocimiento.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario