Parchis
Educacion

‘La educación de los alumnos valencianos está en manos de un comisario ideológico más preocupado en catalanizar que en educar’

Isabel Bonig, síndica del PPCV/archivo informaValencia.com

Isabel Bonig advierte de que hay muchos municipios valencianos en cuyos colegios no hay oferta en español

Valencia, miércoles 28 de agosto de 2019

M.H.- A vueltas con la directiva de adoctrinamiento lingüístico en los colegios dictada por el gobierno tripartito (PSOE-PSPV, Compromís, Podemos) de la Generalitat Valenciana y de las denuncias del colectivo ‘Hablamos español’ en el mismo sentido en comarcas castellano parlantes (Requena-Utiel), la presidenta del Partido Popular en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, calificó ayer en un comunicado de situación “preocupante” que la educación de los alumnos valencianos “esté en manos de un comisario ideológico como Marzà, más preocupado en catalanizar y en seguir la hoja de ruta de Quim Torra que en educar”. 

Bonig se refirió  de esta manera a la defensa del ‘Govern del Botànic’ a que se espíe en las escuelas valencianas y destacó que la “hostilidad política” demostrada este lunes por PSPV y Compromís es una apuesta más por politizar la escuela pública, que ponen en riesgo, despreciando un modelo plural e imponiendo una escuela pública mediocre”.

La dirigente popular recordó que una sentencia del TSJCV ya ponía de manifiesto que había municipios de la Comunitat Valenciana donde el castellano “estaba en peligro” porque “hay muchos municipios donde no hay oferta en lengua castellana”. De hecho, el fallo judicial reconocía que el 93% de los alumnos en la provincia en Castellón estudian solo en líneas en valenciano.

“Es muy triste que la educación valenciana sea noticia nacional una y otra vez por el espionaje y el sectarismo, y no por su excelencia”, destacó Bonig,  “porque tenemos grandes profesionales, un gran sistema y un gran potencial, pero todo se apaga en manos de Marzà”, refiere en el comunicado. En este punto denunció la debilidad del conseller “que siempre está escondido” mientras envía a sus emisarios a defender un modelo “sectario del que habla toda España”.


La posibilidad de solicitar la exención en zonas castellano parlantes está en vigor pero a los alumnos exentos no se les permite dedicar esas horas a reforzar Lengua Española, Matemáticas o inglés, como en las comunidades autónomas sin lengua cooficial, sino que en la mayoría de casos esos alumnos son obligados a permanecer en el aula donde se imparte el valenciano, o incluso en algunos centros se les obliga a comprar los libros de valenciano. (Hablamos español)

Imponer una manera de pensar

La nota con las declaraciones de la presidenta popular insiste en que es “muy grave que ayer el portavoz de Compromís reconociera abiertamente que se estaba espiando en los colegios valencianos” y que además lo “normalizara” al tiempo que ha calificado de “lamentable” que ni siquiera supiera que esas encuestas se están realizando indistintamente en centros públicos y concertados. “Esto demuestra en manos de quién está la educación de nuestros hijos”.

Bonig comparó las políticas de Torra y Puig, “que son las dos caras de la misma moneda, empeñados en imponer una manera de pensar, una manera de educar y una manera de hablar” para conseguir un “pensamiento único”.

El comunicado finaliza aludiendo al propio PP, que “defiende la libertad y la pluralidad desde el minuto uno, que defiende la enseñanza en valenciano pero sin imposiciones, sin ser un elemento de división, o una herramienta de ingeniería social para controlar a los menores, para crear una sociedad a su imagen y semejanza” y resalta que “rechazamos el modelo opaco del comisario Marza, porque no dirige la educación, la espía. Solo le importa imponer su hoja de ruta para conseguir la catalanización de la sociedad valenciana”.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario