La última carta de Sánchez

Vicente Torres

25-08-2019

Parece ser que el electorado de izquierdas, afortunadamente no todo, prefiere el pacto del PSOE con Podemas, que, también por fortuna, no puede ser.

Quizá por instinto de supervivencia, porque con Podemas la economía se hundiría estrepitosamente y él tendría que cargar con el descalabro, acaso por su apego al poder, Sánchez le ofrece a Iglesias unas condiciones que significarían el fin de su partido, o casi.

El coletas sabe que aunque pierda muchos votos en una repetición electoral, el PSOE seguirá necesitándolo para gobernar. De modo que, con la inestimable ayuda de Anson, le propone unas condiciones a Sánchez que, de aceptarlas, significarían el fin del PSOE.

Iglesias y Sánchez son como dos escorpiones que preparan el picotazo y el que logre picar primero triunfará sobre el otro. No pueden estar juntos en el mismo espacio político.

Pero en este juego de naipes, Sánchez dispone de una carta más. Cuesta pensar que tras su previsible victoria en las elecciones, aunque no sería suficiente para gobernar sin Podemas, renuncie al poder, que tanto le gusta y por el que vive. A nadie le sorprendería que resultara ser psicópata. Algún agorero de izquierdas ya ha pronosticado, clasificándolo como catástrofe, que tras las elecciones gobernará la derecha. ¡La catástrofe sería que entrara Podemas en el gobierno!

Sánchez espera poder explicar a su electorado que con Podemas no hay nada que hacer, porque las condiciones que le pone son inasumibles y que, en consecuencia, intentará llegar a un acuerdo con Ciudadanos, aunque para ablandar a Riverita quizá también amague con probar a entenderse con el PP.

Con estos partidos tiene más fácil el acuerdo, porque si les hace propuestas sensatas no podrán explicar que no las acepten. Tendrán que acceder, aunque no les termine de gustar. En la actualidad no les ofrece nada, pero cuesta pensar que no lo haga como última opción con tal de seguir en el poder.

print

Se el primero en comentar on "La última carta de Sánchez"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*