Opinión

El problema de la inmigración musulmana

Img. El Confidencial

Vicente Torres

24-08-2019

La inmigración musulmana es inasimilable, pero eso no lo dice Vox, aunque seguramente también, sino Juan Eslava Galán. Pero no solo él, sino también cualquier otra persona que haya cultivado el arte de pensar.

El Islam es una religión ideada por una sola persona, lo que viene a indicar de forma inequívoca que necesariamente ha de tener una intencionalidad. Ésta sale a relucir enseguida: Islam significa sumisión. Otros tipos avispados han inventado otras religiones con este requisito.

El ser humano es libre por naturaleza, por tanto, la sumisión atenta contra esa libertad. La sumisión es castradora. Otra cosa es que muchos seres humanos tengan miedo a la libertad y caigan en lo que Étienne de la Boétie llamó la servidumbre voluntaria.

Estas religiones basadas en la sumisión son antidemocráticas por naturaleza, porque la democracia precisa personas adultas, responsables y libres.

Los gobiernos democráticos son tan idiotas que a cualquier cosa que le pongan el título de religión le otorgan un aura de respetabilidad. Hay una salvedad a esto, y es que con la religión católica se tienen muchos menos miramientos.

En algunos países democráticos no solo se consiente al Islam, que es una bomba de relojería que un día u otro tiene que estallar, sino que se tienen con los practicantes de esta religión unos miramientos y unas consideraciones que resultan muy peligrosas. Hay que poner carne de cerdo, jamón y embutidos en los menús de todos los colegios. Por el bien de la civilización. En lugar de eso, se dan clases de Islam. ¡Qué poco quieren a los niños quienes toman esas medidas!

Todos los países en los que rige el Islam están muy atrasados. Basta con que Vox proteste contra los musulmanes para que la izquierda se lance a protegerlos y mimarlos. Eso da idea de que la izquierda es primaria.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario