Salud

Qué es la listeriosis, como detectarla y cómo tratar la enfermedad

Img. Web consultas

La bacteria sólo se puede contagiar de forma oral, por la ingesta del alimento y no de persona a persona

Valencia, martes 20 de agosto de 2019

informaalencia.com.- La listeriosis es una enfermedad causada por la bacteria listeria que infecta a las personas a través de alimentos contaminados, como ha ocurrido en el brote detectado en Andalucía con más de ochenta afectados tras ingerir carne mechada. La listeria es una bacteria que se encuentra en la tierra donde entra en contacto con vegetales y animales que la pueden transmitir a las personas a través del consumo de leche y carne.

Síntomas

La enfermedad puede ser prácticamente asintomática, presentar síntomas no graves, como una gastroenteritis con algo de fiebre y dolores musculares, o llegar a síntomas más graves como meningitis en fetos y bebés. En casos muy graves puede haber incluso secuelas neurológicas. Lo habitual es detectarla en un análisis de sangre del afectado.


Embarazadas: La listeriosis es una infección provocada por la bacteria ‘Listeria monocytogenes’ que puede darse en las mujeres embarazadas –y transmitirse al feto en desarrollo–, en los bebés recién nacidos, y en general en cualquier individuo con el sistema inmune comprometido (como ancianos, crónicos, enfermos de SIDA diabéticos…), y llegar a ser grave o difícil de controlar en muchos pacientes

Sí que hay que tener en cuenta que hay grupos con mayor riesgo de padecerla; pacientes con enfermedad crónica o enfermedades inmunodepresoras; mujeres embarazadas con riesgo para el feto o personas mayores de 65 años. Para evitarla es muy importante no comer alimentos sin cocción adicional y tener especial cuidado con los quesos blandos, la leche pasteurizada, frutas y verduras sin lavar y carnes y mariscos poco cocidos.

Esta enfermedad se trata con antibióticos y habitualmente la persona responde bien porque la listeria es una bacteria sensible a los medicamentos. La infección y su tratamiento puede durar de cinco a siete días en casos leves, mientras que en situaciones graves el tratamiento se prolonga a partir de dos semanas. Además hay que tener muy presente que esta bacteria sólo se puede contagiar de forma oral, por la ingesta del alimento y no de persona a persona.

Fte.- Julio García, microbiólogo, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc).

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario