Salud

La falta de oxígeno en el intestino grueso favorece la aparición de infecciones por ‘E. coli’

Bacteria Escherichia coli ilustración 3D. Gram-negativos bacteria con flagelos peritricos que es parte de la microflora intestinal normal y también causa entérico y otras infecciones/Img. MI

Un estudio desarrollado por la Universidad de Virginia (UVA), en Estados Unidos, ha demostrado que la bacteria busca los niveles más bajos de oxígeno en el intestino grueso 

Valencia, lunes 19 de agosto de 2019

Antonio Casañ.- La bacteria ‘Escherichia coli’ vive naturalmente en el colon y el intestino grueso, sin embargo, cuando se dan niveles bajos de oxígeno puede causar dolencias como calambres, diarrea, vómitos o insuficiencia renal. Así, los niños se sitúan como el grupo poblacional con mayor riesgo de desarrollar infecciones de este tipo.

Un estudio desarrollado por la Universidad de Virginia (UVA), en Estados Unidos, ha demostrado que la bacteria ‘Escherichia coli’ busca los niveles más bajos de oxígeno en el intestino grueso para establecer una infección en el colon que puede llegar a ser mortal, lo que podría ayudar a los médicos a prevenir estas patologías.

Para el desarrollo del trabajo, publicado en ‘PNAS’, los investigadores delinearon el proceso que siguen las bacterias para detectar los niveles reducidos de oxígeno en el intestino grueso y producir proteínas que permiten que ‘Escherichia coli’ se adhiera a las células del organismo estableciendo una infección.

Este despliegue de proteínas y toxinas en el proceso de colonización permite que los patógenos ahorren energía y evita que sean detectados por los sistemas inmunitarios, causando finalmente enfermedades, ha explicado Melissa Kendall, del Departamento de Microbiología, Inmunología y Biología del Cáncer de la UVA.
El activo vital de esta bacteria es una forma de ARN que activa genes particulares cuando los niveles de oxígeno son reducidos. Es aquí cuando el patógeno comienza a fabricar toxinas dañinas para el organismo y se establece la infección, la cual reduce significativamente la calidad de vida del paciente. En este sentido, los investigadores han apuntado que otros actores como ‘Shigella’ y ‘Salmonella’ utilizan un mecanismo de control similar.

Kendall ha puesto de relieve que conocer cómo estos patógenos detectan los niveles reducidos de oxígeno en el cuerpo podría ayudar a prevenir y tratar las infecciones causadas por los mismos. Por eso, si los científicos pudiesen averiguar cómo bloquear esta falta de oxígeno «podrían ser capaces de evitar que ‘E. coli’ produzca proteínas que se adhieren a las tripas. Esto puede ser una estrategia eficaz para limitar la infección y su resistencia a los medicamentos».

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario