Opinión

El alioli no es catalán

Vicente Torres

13-08-2019

Lorenzo Millo fue un gastrónomo valenciano de tan acendrado catalanismo que si en la Gloria, en donde está desde hace algún tiempo, sigue dando la murga catalanista que tenía por costumbre deben de estar hartos de él.

Pues bien, este señor, en su obra ‘La Gastronomía de la Comunidad Valenciana’, tan obsequiosa con los catalanistas, escribió lo siguiente: «aun tratándose de un patrimonio compartido con catalanes, mallorquines y provenzales es el ‘allioli’ una salsa valenciana míresela por donde se la mire».

O sea que lo del prófugo gallináceo, también conocido como el Mocho, tratando de ligar el alioli, la salsa catalana por excelencia para los estómagos agradecidos que le fueron a acompañar es uno más de los infinitos desvaríos de los catalanistas. Desvarían, pero se van llenando la cartera.

Los catalanistas están acostumbrados a rapiñar todo lo que se les antoja, muy a menudo con la complacencia y aun complicidad de personas o instituciones que se presentan como serias, en el caso del alioli la RAE. Algunos hacen ostentación orgullosa de su condición de académicos, y si supiéramos el modo en que la han conseguido algunos nos partiríamos de risa.

El caso es que los catalanistas al apoderarse de lo que no es suyo, del Siglo de Oro Valenciano por ejemplo, se echan piedras contra su propio tejado, porque demuestran con ello que lo que es verdaderamente suyo les parece poco. Aparte de que las ínfulas nacionalistas son trasnochadas y no tienen sentido.

Para una persona normal, que viva de su trabajo y pague sus impuestos, el nacionalismo es una lacra, porque amenaza su modo de vida al desviar el discurrir de la política hacia senderos que amenazan su porvenir. Extrañamente, muchas de estas personas votan en contra de sus intereses.

Para Torra, Rufián, Rahola, Pujol…, sí que tiene sentido, porque esos viven del cuento.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario