Opinión

La supuesta catalanidad de Colón

Colón en la cortes de los RR.CC., en una de sus vistas para pedir la financiación del viaje a las Indias.

Vicente Torres

09-8-2019

Creo que a estas alturas todavía se desconoce el lugar en el que Colón vio la luz por primera vez, entre otras cosas porque a él no le convino que se supiera. La gente de su tiempo podía ser tan idiota como la de ahora, pero las costumbres y las circunstancias eran otras.

Se puede afirmar, no obstante, que Colón no nació en lo que entonces no pasaban de ser los condados catalanes, sujetos a la Corona de Aragón. Y se puede afirmar porque se han barajado varios lugares de nacimiento, y de entre ellos el más probable es Génova, y nunca había estado ninguna población catalana entre las candidatas a ser su cuna.

La cuestión al final es baladí, porque el lugar de nacimiento no afecta al asunto, lo que importa es el personaje. Naciera donde naciera, Colón sigue siendo Colón. Luego, los de aquí o los de allá quieren compartir el mérito de sus hazañas. En eso consiste el nacionalismo, en que un memo pueda considerarse descubridor de América.

Y una ocasión así no la podían dejar escapar los locatis catalanistas. Eso lo ha sabido trabajar Pujol muy bien. Los catalanistas no son nadie, pero se sienten grandes gracias al catalanismo. Y además Madrit les ha robado a Colón, a Santa Teresa, a Cervantes, a Arquímedes, a Pisístrato, etcétera. A Jesucristo también, pero esa es otra historia.

Para que se pueda entender el asunto de los locatis catalanistas, de cuya insania viven como marqueses algunos historiadores de pacotilla, basta con fijarse en el Rufián. Es un andaluz que si se hubiera quedado en su tierra no habría tenido más remedio que trabajar para vivir. Sin embargo, en Cataluña ha encontrado el modo de vivir como un cardenal sin dar palo al agua, sin hacer nada de provecho. Es curioso que un andaluz se desplace a Cataluña para poder hacer el vago. Esa es una de las consecuencias del nacionalismo, una doctrina a extinguir.

print

1 Comment

Haga clic aquí para publicar un comentario

  • Don Vicente: Como siempre le sobra razón. Pero quiero reprobar, que aparte de las constantes lapidaciones en que nos machaca la burguesía barceloní, -todo eso, a más a más, -sucede precisamente en los momentos en que nuestro país se encuentra atiborrado de politicastros, embusteros, enchufados, separatas, «mal trabajas,» titiriteros, marrulleros y gentes de mal vivir.