Parchis
Opinión

Bankia, en peligro

Vicente Torres

03-08-2019

La codicia generalizada e irresponsable de gran parte de la sociedad española tuvo, como consecuencia, una grave y dramática crisis. Ignoro si se han contabilizado los suicidios y las depresiones severas

La culpa fue casi general, pero unos tuvieron más responsabilidad que otros. Los gobernantes están obligados a cuidar del bienestar de los ciudadanos y, sin embargo fueron los que más culpa tuvieron, puesto que las cajas estaban en sus manos. Los bancos también se metieron de hoz y coz y, como consecuencia, han desaparecido varios y se salvaron los que tenían negocio en el extranjero, que es lo que les permitió sobrevivir. Todos esos tienen infinitamente más culpa que los ciudadanos de a pie que se dejaron enredar en una aventura de la que muchos salieron muy mal parados.

La cuestión es la totalidad de los ciudadanos, tanto los que actuaron responsablemente como los que no, tuvieron que acudir al rescate del sistema bancario, mientras que los principales culpables se han salido de rositas. No han sufrido ningún quebranto económico y siguen teniendo sus sueldos y coches oficiales, etcétera.

El rescate de Bankia ha costado mucho dinero y el Estado tiene la posibilidad de recuperar parte de él, desgraciadamente no todo. Lo que ocurre es que la mayoría de las acciones de este banco están en poder del Estado, y quién preside ahora el gobierno, aunque en funciones, es Sánchez, esa versión mejorada, en lo que a maldad se refiere, de Zapatero. Con la ayuda de Podemos puede lograr la investidura. Y al parecer Iglesias ambiciona la presidencia de Bankia.

Si Sánchez se la concede con tal de ser presidente del gobierno, ya ‘podemos’ dar por hundido al banco, todos los empleados pasarían a cobrar del paro, y ya veríamos lo que pasaría con los depósitos, las cuentas y demás.

La irresponsabilidad de los españoles propició la crisis, pero no ha servido de lección, puesto que continúa a la hora de votar.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario