Parchis
Opinión

Los sobacos de Montero

Irene Montero/Unidos-Podemas

Vicente Torres

25-07-2019

Un imbécil, porque no se le puede catalogar de otra manera, hizo un comentario sobre los sobacos de esa señora. Es irrelevante lo que haga con su anatomía, o con su vida.

Si hubiera dicho algo equivalente sobre Álvarez de Toledo o Arrimadas, por toda respuesta habría recibido, como mucho, un mohín de disgusto, un reproche mucho. Tratándose de Montero, o quizá Montera, ha dado pie a que las hordas podemitas saquen su artillería pesada, y que otras personas, también pesadas, quieran explicar los motivos de que lleve los sobacos así.

Lo que me aterra es la posibilidad de que pase a formar parte del gobierno. Quiso echar a los Borbones a los tiburones, y amenazó al Rey con la guillotina. El simple hecho de que ella, y otros que son como ella, formen parte del Congreso de los Diputados y cobren sus salarios de los impuestos de los españoles causa estupor. Que puedan formar parte del gobierno da pánico.

Es cierto que también Pedro Sánchez da miedo, habida cuenta de que su desmedida ambición, que no niegan ni sus más fervientes seguidores, induce a pensar que es posible que sea psicópata, pero ocurre que lidera un partido en el que parte de sus fieles o simpatizantes son personas honradas, más o menos ciegas, voluntariamente, pero que pueden abrir los ojos en cualquier momento. Las hay que los han abierto. Hoy en día, cuando alguien de izquierdas abre los ojos, o puesto entre la espada y la pared, la verdad o la secta, prefiere la verdad, pasa a ser etiquetado como facha.

El caso es ese, si no fuera por esos socialistas honrados, Pedro Sánchez …. Sería peor que Irene Montero, o Montera. Les teme, no cabe duda. De lo contrario ya tendríamos gobierno haría tiempo. Con Otegui en algún ministerio. Y por Rufián en el de Cultura, por guasa.

print

1 Comment

Haga clic aquí para publicar un comentario

  • NO me parece que reírse de esta payasa esté mal ni sea criticable de ningún modo: ella se ríes de nosotros, que le pagamos por hacer menos que nada: molestar y dificultar las cosas aún más. Los sobacos de esta mamarracha son noticia, no su talento, que es inexistente. Y puestos a calificarla: tiene buenas tetas pero todo su atractivo lo da la juventud: su gesto estulto aumentará con los años y le eliminará el poco atractivo que tiene