Actualidad CINE MÚSICA

‘Fly me to the moon’, la primera música que sonó en la Luna

Apolo 11/HEA

El 16  de julio de 1969, tres astronautas estadounidenses, Neil Armstrong, Michael Collins y Buzz Aldrin despegaban destino la Luna

Valencia, martes 16 de julio de 2019/Actualizado 16/07/18.56h.

Salva Miralles.- Cuatro días después de su lanzamiento, el día 20 de julio de 1969, la misión espacial Apolo XI conseguía por primera vez que el hombre pisara la Luna. Cuenta Quincy Jones que Frank Sinatra le llamó emocionado como un chiquillo cuando se enteró de que la versión que ambos habían grabado del Fly me to the moon en 1964, fue la primera música en sonar en la Luna gracias a un casete del tema que se llevaron en un reproductor portátil los integrantes de la misión Apolo 11. Swing estelar.

Fue el 16 de julio de 1969. A las 13.32 UTC, en Cabo Cañaveral. Florida. Después de ochos años de preparación, más de 114.000 millones de dólares invertidos y de varios intentos fallidos (en uno de los cuales murieron tres astronautas), la misión Apolo 11 de la NASA despega rumbo a la Luna…

Durante 2 horas y media, Neil Armstrong caminó por la superficie lunar junto a su compañero Aldrin. A su regreso, los tres fueron recibidos como héroes, con honores, protagonistas de una de las exploraciones más importantes para la humanidad.  Exploración que siempre estuvo rodeada de teorías conspiratorias en torno a su falsedad. Pero en realidad fue «un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad», como dijo Armstrong.

Cuando se cumplen 50 años de la primera llegada del hombre a nuestro satélite, cuando la NASA se plantea volver a repetir esta gesta para 2024 con la misión Artemisa, llega a los cines de España la película APOLO 11, una obra maestra dirigida por Todd Douglas Miller que consigue dejar literalmente sin aliento al espectador durante 97 minutos, algo especialmente meritorio cuando éste ya conoce el final de la historia.

Un evento cinematográfico que lleva 50 años en producción, y que ahora, gracias a imágenes digitalizadas y adaptadas para ser disfrutadas en la pantalla grande, nos devuelve a la Luna para vivir como nunca antes la histórica misión.

El documento completo, más que documental –carece de entrevistas y opiniones–, está construido a partir de material de archivo: un tesoro recién descubierto con imágenes inéditas en 70 mm, y filmado hasta en 8K para esta producción, y más de 11.000 horas de grabaciones de audio hasta ahora sin catalogar.

Gracias a estas joyas, y a una magnífica banda sonora de Matt Morton, la cinta –una de las dedicadas al espacio más asombrosas jamás realizadas– nos transporta al corazón de la misión más célebre y ambiciosa de la NASA, que convirtió a Armstrong, a Aldrin y a Collins en personajes de leyenda.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario