Educacion UNIVERSIDAD

‘Ningún científico serio utilizaría la ciencia para intentar demostrar que Dios no existe’

El astrofísico y teólogo David Alcalde -profesor del Instituto de Filosofía Edith Stein de Madrid y del Instituto de Teología Lumen Gentium de Granada/IMG. UCV

David Alcalde, sacerdote y profesor del Instituto de Filosofía Edith Stein y del Instituto de Teología Lumen Gentium participa en un Curso de verano de la Universidad Católica de Valencia

Valencia, martes 09 de julio de 2019

Antonio Casañ.- “Ningún científico serio puede pretender utilizar la argumentación científica para intentar demostrar la no existencia de Dios, dado que no es un objeto mesurable mediante las herramientas de la ciencia”. Así se ha expresado este martes el teólogo y astrofísico David Alcalde, -profesor del Instituto de Filosofía Edith Stein de Madrid y del Instituto de Teología Lumen Gentium de Granada-, durante su intervención en el curso de verano Diálogo Fe-Ciencia: la Evolución del Universo, la Vida y el Ser Humano de la UCV, celebrado en el Campus de Valencia-Santa Úrsula.

Para Alcalde algunos científicos están “subidos en un podio desde el que creen observar toda la verdad”, actitud “que les limita en su conocimiento de la realidad”. Como ejemplo de ello ha puesto al británico Richard Dawkins, “que utiliza su trabajo científico para probar su ateísmo”. “La negación de Dios que hace Dawkins no es una conclusión de su ciencia sino el presupuesto del que ésta parte. Dawkins identifica el Big Bang con la existencia de Dios, por lo que ha desarrollado una teoría en la que no hay Big Bang y así puede negar la divinidad”, ha señalado.

Según el ponente, el razonamiento de Dawkins “no se mantiene en pie científicamente” porque Dios “no es un objeto medible, como puede serlo la edad del Universo”. De ese modo, las afirmaciones del científico británico “no proceden de una ciencia bien desarrollada, sino de hipótesis que él solo establece como verdades absolutas para negar a Dios”.


“La fe y la razón son las dos alas que nos llevan a la verdad, decía el Papa. Fe y razón no pueden contradecirse porque provienen de una misma fuente: Dios. Por ello, la fe sin la razón sí es superstición; pero la razón sin la fe está incompleta, se convierte en una ideología”

Visión restrictiva

Así, Alcalde ha lamentado que muchos científicos poseen una visión “muy restrictiva” de la razón, de modo que la razón científica es para ellos la única forma “de obtener verdad”. Según esta visión, “todo aquello que no sea medible, no existe”. Pero la realidad “se impone”, en opinión del profesor del Instituto Edith Stein, dado que “existen cosas que no pueden medirse científicamente y que son reales. El método científico es restrictivo en su ámbito, pero no puede convertirse en la única área de verdad”. En ese sentido, Alcalde ha subrayado que la “leyenda negra” de que la fe y la ciencia están contrapuestas parte de la “muy extendida suposición” de que la fe es algo “irracional, supersticioso, que pasado por el test de la razón no se mantiene en pie. Es justo lo contrario, como apuntaba Juan Pablo II en la encíclica Fides et ratio”.

Por otra parte, en este curso de verano también ha participado el escritor y divulgador científico-histórico Carlos Alberto Marmelada -autor de obras como Charles Darwin. Evolución y vida, El Dios de los ateos o Fronteras del conocimiento: ciencia, filosofía y religión– que ha reflexionado en torno a la teoría de la evolución darwiniana, y sobre la relación entre esta y la fe cristiana. Igualmente, Esteban Escudero, obispo auxiliar de Valencia y vicecanciller de la UCV, ha analizado en su intervención en el Curso el pensamiento de Joseph Ratzinger acerca de la fe en la creación y en la teoría de la evolución; mientras que el profesor de Antropología de la UCV, Santiago Vidal ha impartido la conferencia «Homininos. Un camino para burlar la extinción».

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario