Parchis
Opinión

El entrevistador debió ser Vicente Garrido Genovés

Imagen de Vicente Garrido.

Vicente Torres

28-06-2019

Me refiero, lógicamente, a la entrevista que le hicieron al etarra contumaz, al tal Otegui, en la televisión pública, o sea, financiada con los impuestos.

Cuando se entrevista a alguien es para conseguir algún dato nuevo o alguna información relevante, o para conocerlo mejor.

No vi la entrevista, tengo alergia a los etarras, y aparte de eso enseguida recuerdo a las víctimas e imagino su cara de dolor al ver que se le daba cobertura en un medio público. No es que hacerle la entrevista fuera inmoral, es que además era indecente, es que fue una traición a todos los españoles de bien, y en especial a las víctimas directas, es que era la constatación de que España está dirigida por sinvergüenzas que tienen puestos en los sitios clave a gilipollas dispuestos a lo obedecer lo que sea y a llenarse de oprobio y a llenarnos de vergüenza y de malestar. No vi la entrevista, pues, y dado el caso he de servirme de supuestos. No puedo suponer que trataran de sonsacarle algún dato nuevo, por ejemplo, sobre los más de trescientos atentados por resolver.

Queda, entonces, pero solo en el plano teórico, la opción de que se le hizo para conocerlo mejor. Para este caso, el que mejor podía hacerle la entrevista era Vicente Garrido Genovés, o alguien con conocimientos similares, porque lleva mucho tiempo estudiando a los grandes asesinos y conoce la mente criminal. Podría haber hecho una cartografía de su cerebro, mediante las preguntas adecuadas y las conclusiones a las que habría sabido llegar sobre la marcha. La maldad de Otegui habría sido visible para todos, inclusive para los infames votantes de Bildu, hasta para bellacos como Zapatero, Sánchez, o Junqueras.

Pero, seguramente, lo que le interesaba a la actual mandamás de la Televisión Española no era eso, sino complacer a su jefe.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario