Actualidad Technology

La mitad de los usuarios de nuevas tecnologías no utiliza medidas para proteger su intimidad

Img. trescom

Un estudio realizado desde la empresa de ciberseguridad S2 Grupo concluye que sólo el 8 por ciento reconoce tapar la webcam y menos del 18% revisa los permisos que solicitan las apps

Valencia, miércoles 26 de junio de 2019

Antonio Casañ.- Los actuales teléfonos móviles, denominados smartphones por su tecnología, son en 2019 uno de los principales objetivos de los ciberdelincuentes.  Al respecto, la empresa S2 Grupo –que tiene su Centro de Servicios 24 horas en Valencia–, advierte que es fundamental reforzar las medidas de seguridad en el uso de estos dispositivos. Según una encuesta realizada desde su blog Hijosdigitales.es, el 50,7% de los usuarios de teléfonos móviles, ordenadores o tablets aseguran no utilizar ninguna medida que proteja su intimidad.

Expertos de la compañía han destacado que el robo de fotos o vídeos personales así como otros datos de gran valor como son las contraseñas de redes sociales, datos bancarios, etc., son algunos de los principales ciberpeligros que nos acechan cada día.

“Ya lo anunciamos a principios de año y lo hemos comprobado en las noticias que han aparecido en los últimos días; los smartphones se han convertido en uno de los principales objetivos de los ciberdelincuentes y éstos actúan distribuyendo malware a través de las apps, principalmente”, ha declarado José Rosell, socio-director de S2 Grupo.


Malware hace referencia a cualquier tipo de software malicioso que trata de infectar un ordenador o un dispositivo móvil. Los hackers utilizan el malware con múltiples finalidades, tales como extraer información personal o contraseñas, robar dinero o evitar que los propietarios accedan a su dispositivo. Puede protegerse contra el malware mediante el uso de software antimalware

“Era de esperar que esto sucediera porque el teléfono móvil nos acompaña todo el día y es uno de los dispositivos que más utilizamos para realizar operaciones en la red y contiene mucha información confidencial, como fotos y contraseñas, que son de gran valor para los ciberdelincuentes”, ha explicado Miguel A. Juan, socio-director de S2 Grupo.

De la encuesta realizada, también se extrae que únicamente el 17,9% de los usuarios revisan los permisos que solicitan las apps que se instalan en sus teléfonos o tablets. Por ello S2 Grupo recuerda que éstos dispositivos deben ser revisados para comprobar que los permisos que solicitan son coherentes con la función que van a desempeñar. Por ejemplo, «no es lógico que una app de linterna solicite el acceso a los contactos o a la wifi para su funcionalidad, pero sí a la cámara de fotos para utilizar el flash».

Jose Rosell y Miguel A. Juan, de S2 Grupo/Img. S2Grupo

Junto a esto, el 33,8% reconoce haber dado información sensible a algunas apps, pero desconoce que esto pudiera implicar algún riesgo. Sin embargo, el 16,6% ha afirmado que sí han dado este tipo de información conociendo y asumiendo los riesgos que pueden correr.

Por último, únicamente el 8,6% afirma tapar la webcam de sus dispositivos cuando no la están utilizando. En ese sentido, expertos de S2 Grupo han explicado que existen diferentes tipos de malware que pueden hacer que la cámara se ponga en marcha sin encender la luz indicativa y esto podría suponer un grave riesgo para la intimidad porque podrían grabarse escenas íntimas sin consentimiento ni conocimiento de la persona.

Recomendaciones para prevenir el malware en el smartphone

Expertos del Laboratorio de Malware de S2 Grupo han explicado que una de las principales medidas que puede ayudarnos a evitar que un teléfono móvil se vea infectado por cualquier tipo de virus es, como sucede con los ordenadores, instalar un antivirus que funcione correctamente y que esté actualizado.

Otros consejos

1. Descargar sólo aplicaciones desde las tiendas oficiales.
2. No utilizar archivos .apk porque pueden estar infectados. Éstos suelen encontrarse en Internet y su “gancho” es ofrecer las funciones Premium de una aplicación sin tener que pagar.
3. Revisar los comentarios de los usuarios de la aplicación
4. Revisar que los permisos que solicitan las apps son coherentes con su la función que van a desempeñar.
5. No conectar el Smartphone a una USB pública porque pueden estar infectadas.
6. No acceder a información “sensible”, como son las redes sociales, si se utiliza una red wifi pública.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario