Parchis
Salud

El gasto farmacéutico crece en España hasta los 10.171 millones

mediQuo

El dato incluye medicamentos suministrados en  farmacia y los que se dispensan en un centro hospitalario

Valencia, lunes 24 de junio de 2019

Antonio Casañ.- En el ejercicio 2017 “el gasto público en salud en España fue de 72.813 millones de euros, de los que alrededor de 16.264 millones, el 1,4% del Producto Interior Bruto, se destinó a medicamentos y más del 62%, alrededor de 10.171 millones, a gasto en recetas dispensadas en oficina de farmacia”, según los datos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) al evaluar el gasto público en recetas dispensadas en oficina de farmacia, en el marco de su último informe “Spending Review“, ejercicio 2018.

Hay que tener en cuenta que en el concepto de medicamentos se encuentran no sólo los suministrados en una farmacia sino también los que se dispensan en un centro hospitalario. A partir del 2009, este gasto público ha crecido siempre por encima de la tasa de crecimiento del PIB real; como consecuencia de factores socioeconómicos y demográficos, tales como el envejecimiento de la población.


La partida presupuestaria relativa al gasto público en sanidad ostenta una de las primeras posiciones en los presupuestos nacionales y autonómicos


De ahí que la AIReF critica al Gobierno la ausencia de un análisis coste-beneficio (ACB) que permita determinar los precios más eficientes. Tampoco se define un sistema de precios de referencia que tenga en cuenta tanto el principio activo del medicamento como su indicación terapéutica, lo que supondría un ahorro de unos 507 millones de euros hasta 2022.

También es objeto de crítica el sistema de copago en la medida que perjudica a la población activa “de bajos ingresos, frente a los pensionistas de ingresos similares y es desigual en el tratamiento de las personas especialmente vulnerables”, por lo que se persigue garantizar el cumplimiento del criterio de equidad de forma que se beneficie, de manera efectiva, a aquellos colectivos con rentas inferiores y que posean problemas de acceso a los medicamentos.

Además, el informe 1185 emitido por el Tribunal de Cuentas sobre la fiscalización de la actividad económica desarrollada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en relación con el área farmacéutica, ejercicios 2014 y 2015, reconoce la existencia de un sobrecoste en el gasto farmacéutico de la receta electrónica de más de 285.000 euros. Entre sus recomendaciones se encuentran la elaboración de un manual de procedimientos, la delimitación de las funciones y responsabilidades de las distintas áreas y el arbitraje de un sistema de seguimiento y control de los suministros de aquellos medicamentos sujetos a techo de gasto.

Comunidad Valenciana

A este respecto, el Partido Popular de la Comunidad Valenciana, a través de un comunicado de prensa, advirtió ayer domingo  que el Gobierno de España la AiREF han dado “preocupantes toques de atención sobre la mala situación de las arcas valencianas y han evidenciado que la gestión de Puig se resumen en ‘más más gasto político menos gasto social'”.

En ese sentido, el portavoz de Economía del Grupo Popular en Les Corts, Rubén Ibáñez, reveló que la “AIReF pidió a Hacienda que sometiera vigilancia especial a la Comunitat ante la posibilidad de que se incumpliera el objetivo de déficit mientras que el Ministerio de Hacienda esta semana advertía de los errores en los datos del gasto farmacéutico necesario para recibir el FLA”.


“No están pensando en la Sanidad, están pensando en los sillones y en acomodar la ideología en los despachos que gestionan la salud de los valencianos” 


Sin embargo, la respuesta de la Generalitat, según el PP valenciano, ha sido la de incrementar “los sillones, doblar los altos cargos, crear más entidades públicas y disparar el gasto en nóminas”. “Puig ha sustituido los hospitales por los tribunales, la gestión sanitaria por la defensa judicial”, tras los numerosos procesos en los que se haya inmerso por la gestión de la consellera Montón y de Ana Barceló, que afectan a la cuestión de personal.

Según Ibáñez, con el Botànic “los valencianos están cada día más endeudados” ya que, resaltó, con el último gobierno del PP la deuda de la Generalitat no alcanzaba los 34.000 millones, “una cifra que en solo cuatro años se ha disparado hasta los 47.000 millones”, mientras Puig “sigue aumentando el gasto en personal, enchufados y chiringuitos”, dijo.

Los nombramientos sanitarios del Botànic “dan error” porque “están cargados de ideología y exento de cualidades sanitarias” como así lo hemos visto tras la dimisión de la ex gerente del Hospital La Fe, Mónica Almiñana, un cargo “muy cuestionado dentro y fuera del sector”, señala el comunicado de José Juan Zaplana, vicesecretario regional del PPCV.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario