Actualidad HISTORIA

Hallan en Toledo el único documento oficial que confirma el viaje de Colón a América

El documento que acaba de encontrarse en el Archivo Histórico de la Nobleza. Estuvo custodiado durante siglos por los Condes de Villagonzalo. Lo firma el rey de Portugal y está dirigido a Fernando de Aragón./La Razón

Una carta que el rey de Portugal envió a Fernando el Católico: “Llegó aquí  a nuestro porto de Lisboa vuestro Almirante que holgamos mucho de ver»

Valencia, viernes 14 de junio de 2019

informaValencia.com.- El hallazgo corresponde a un documento oficial que confirma que Cristóbal Colón llegó a América y regresó. Es el primero y único que existe en el mundo. Según publica hoy el diario La Razón, se trata de una carta que el rey de Portugal, Juan II, envió a Fernando el Católico, aunque en la misiva sólo se menciona a Fernando de Aragón, en ningún caso a los Reyes Católicos.

En la carta, escrita en portugués antiguo y con letra gótica portuguesa, se dice, ya traducida al castellano: “Llegó aquí con fortuna de mar a nuestro porto de nuestra ciudad de Lisboa vuestro Almirante que holgamos mucho de ver y mandar trata bien”.

De América regresaron dos carabelas, La Pinta, a cargo de Martín Alonso Pinzón, y La Niña, capitaneada por Colón. La Santa María se había ido a pique frente a la actual República Dominicana. Ambas emprendieron juntas el regreso, pero una tormenta las separó y cada una siguió el rumbo que pudo.

Pinzón arribó a Bayona unos días antes de que el almirante entrara en el puerto de Lisboa. Pinzón anunció a los Reyes Católicos que había vuelto y que avistaron tierra, pero de esas comunicaciones tempranas, dirigidas a diferentes lugares del reino, no se tienen noticias en la actualidad, bien porque se han destruido o porque no se han conservado.

Es el rey de Portugal el que toma la iniciativa de escribir a Fernando de Aragón. En la carta también se muestra el enfado de la corona portuguesa con España por haber financiado una expedición que atravesaba dominios que eran suyos.

La carta describe así la vuelta de Colón: «De IV de março sobre la venyda del Almyrante de las Yndias». Y más abajo se lee: «Llegó aquí con fortuna de mar a nuestro porto de nuestra ciudad de Lisboa vuestro Almirante, que holgamos mucho de ver y mandar trata bien…» (traducción en castellano).

Cristóbal Colón

El importante documento ha sido hallado en el Archivo Histórico de la Nobleza, ubicado en Toledo. Su directora, Aránzazu Lafuente explicaba ayer el hallazgo: «Estaba entre los documentos de Rodrigo Arias Maldonado, en el archivo de los Condes de Villagonzalo, porque él, aparte de ser uno de los fundadores de la familia, fue uno de los consejeros de los Reyes Católicos. Hay que tener en cuenta que antes, en Castilla, no existía ni audiencia ni cancillería. La documentación la custodiaban los cargos de la Corte. No era difícil, por tanto, que estos documentos tan sensibles permanecieran en los archivos familiares y que los heredaran los hijos, que, también en ocasiones, ocupaban los cargos de sus antepasados. Cuando Carlos V y Felipe II deciden crear el archivo de Simancas y recopilar toda la documentación, recogen la mayoría, pero otros, no, porque los herederos eran reacios a darlos, ya que contenían mucha información y eso era poder».

Actualmente es el primer y el único documento que existe en el mundo que confirma que Colón ha llegado a lo que será América y que ha regresado. «El rey de Portugal, después de entrevistarse con el navegante, es el que informa y quien cuenta toda su aventura y su descubrimiento. Es un documento excepcional, que no se conocía y que está en perfecto estado de conservación. Había pasado desapercibido porque no estaba inventariado. Nos ha costado mucho identificarlo. Hemos corroborado que es auténtico y que no existe ninguna copia más», explica a La Razón, Aránzazu Lafuente.

Solo existen dos posibilidades para que Colón tomara la determinación de acudir a Lisboa, no a Oporto o el Algarve, sino la capital donde residía la corte portuguesa: que su barco estuviera tan dañado que no le quedara otro remedio que fondear allí o que, con cierta maldad, atracara para informar y demostrarle a Juan II cómo se había equivocado al tomar la decisión de no invertir en sus planes de navegación.

Y esta cuestión es primordial, sobre todo, como aclara Lafuente, por la manera que tuvo de enmendarse: «En aquel momento, un problema de esta naturaleza, lo normal es que se solucionara con un conflicto armado. Pero, sin embargo, es el primero que se resuelve mediante una negociación diplomática, que acabará concretándose en el Tratado de Tordesillas».

Cabe recordar que Colón hizo dos propuestas iniciales a los Reyes Católicos, especialmente a la Reina de Castilla, que puso mucha intención en la financiación del viaje, comprometiendo incluso los fondos necesarios para el Rey Fernando en su campaña de Granada, algo que causó serias discrepancias en el matrimonio.

Al imponerse el criterio de Fernando en ambas ocasiones, Colón marchó a Lisboa para «vender» su viaje al Rey de Portugal, lo que tampoco consiguió. Pero a la tercera fue la vencida y tras una nueva visita a la Reina Isabel, el Almirante genovés pudo concretar desde Cádiz su partida hacia «las Indias».

print

1 Comment

Haga clic aquí para publicar un comentario

  • Ese documento está mal fechado. Es de 3 de mayo de 1493. Menudo disparate de elucubraciones se forma esa directora. La parida es morrocotuda. Parece un artículo de humor. Que estudie un poco más.