BAJO EL MAR Educacion FAMILIA

El Oceanogràfic abre el espacio divulgativo Islas Oceánicas y el programa Animal Ambassador

Islas Oceánicas, Dragón de Komodo/CAC

La nueva instalación propone un viaje interpretativo por los paisajes isleños con animales gigantes, viajeros o extintos

Valencia, lunes 10 de junio de 2019

informaValencia.com.- El nuevo espaco Islas Oceánicas representa un recorrido interpretativo para el Oceanogràfic que muestra al visitante la extraordinaria biodiversidad de este tipo de ecosistemas. Surge por la necesidad de incorporar una nueva exhibición de tortugas de Aldabra, integrando elementos originales del recorrido como es la pérgola y el jardín existente, en una nueva senda en la que observaremos las particularidades de la fauna y flora asociadas a estos ecosistemas tan específicos y frágiles.

Tortugas de hasta 63 kilos o espátulas rosadas habitan un nuevo espacio del Oceanogràfic de Valencia con formas de vida únicas de los ecosistemas de las islas oceánicas, donde la falta de depredadores y la abundancia de comida ha permitido a algunos animales adquirir tamaños enormes. El diseño interpretativo de las Islas Oceánicas se basa en la elevada biodiversidad que albergan estos singulares espacios unidos a la inestabilidad de los mismos frente a factores externos.

Tortugas. /CAC

Este paseo por las Islas Oceánicas nos llevará a los rincones más recónditos y aislados del planeta, donde descubriremos formas de vida únicas. Conoceremos cómo han llegado a colonizar las islas y cómo han evolucionado en ellas hasta convertirse en auténticas joyas vivientes. Nos encontraremos con criaturas excepcionales, pero también escasas y vulnerables ante la acción humana.

El recorrido se inicia a través de cinco unidades temáticas con elementos vivos y maquetas realistas que nos llevarán por varias zonas en las que podremos comprender, a través de la observación, interpretación y manipulación, aspectos como el gigantismo, quiénes son los viajeros oceánicos, la diferente evolución de las especies de las islas, los santuarios de aves marinas y en definitiva la delicadeza y fragilidad de estos ecosistemas que debemos de proteger por encima de todo.

Totems de entrada: Situados en cada una de las entradas principales del recorrido, contienen información gráfica y un titular de bienvenida. Están realizados recreando la estructura típica de las construcciones en madera de zonas de islas oceánicas, con el grabado y la integración en el entorno naturalizado. Los paneles se han realizado de forma similar a las líneas y formas del relieve topográfico de las islas, creando una identidad y un estilo propio.

Zona de gigantismo: tortugas de Aldabra, dragón de Komodo, insecto palo de la isla de Lord Howe. El aislamiento geográfico ha permitido que muchas criaturas de las islas, frente a la abundancia de recursos y falta de depredadores y  competidores  por la explotación de los mismos, hayan adquirido durante el proceso evolutivo, tamaños enormes.

Viajeros oceánicos: cocoteros, cangrejo de los cocoteros, insectos y pequeños reptiles. Muchas de estas islas se encuentran a miles de kilómetros de tierra continental, por lo que los animales y plantas existentes allí llegaron de curiosas maneras, nadando, flotando, escondidos como polizones en troncos, o volando con aves marinas.

Evolución: cormoranes, mieleros de Hawaii, etc. La creación de nuevas especies en las islas es un proceso largo en el que interviene la selección natural, la cual establece que los mejores adaptados sobreviven y los peor adaptados sucumben.

Aves marinas: albatros viajero. Las islas representan un área de descanso y cría segura para esta especie de ave marina, convirtiéndose así en santuario para estos animales.

Fragilidad: El dodo representa la fragilidad de los seres vivos de las islas, sometidos a diversas amenazas que están representadas en esta parte del paseo. Las especies invasoras, la caza, deforestación, contaminación y tráfico de especies protegidas culminan en la desaparición de especies emblemáticas de estas áreas.

Pelícanos./CAC

Programa “Animal Ambassador”

El programa “Animal Ambassador” es un nuevo concepto de conexión con el visitante mediante el cual los propios animales son los embajadores de su especie y a través de sus cuidadores explican a los visitantes sus características, hábitats y amenazas.

A través de la interacción y la cercanía, se quiere provocar en los visitantes el desarrollo de vínculos emocionales con la vida silvestre y fomentar el aprecio por el mundo natural.

Este programa ofrece una información adicional mediante una narrativa cuidada y dinámica que complementa de forma excelente la observación de los hábitats y ayuda a comprender la labor que se realiza por parte de los cuidadores, investigadores y veterinarios.

Estas presentaciones requieren de una gran responsabilidad por parte del equipo de la actividad, cuatro personas inicialmente, que garantice el bienestar, la salud y la seguridad de los animales, así como de los propios entrenadores y el público.

Los animales, que inicialmente van a formar parte de este programa, son pelícanos, ibis escarlata, espátulas rosadas, garcillas bueyeras, tortugas gigantes de Aldabra, cormoranes y cocodrilos.

Inversión y costes

El Oceanogràfic de las Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia ha presentado esta mañana el espacio Islas Oceánicas, que representa un nuevo recorrido interpretativo por la extraordinaria biodiversidad de este tipo de ecosistemas. También ha sido presentado el programa “Animal embajador”, con el que se acercan algunos animales a los visitantes para explicar a través de sus entrenadores, su hábitat, hábitos y amenazas.

La presidenta, Celia Calabuig comentó en el acto de apertura su “satisfacción por nuestro ingreso en la entidad más exigente del mundo en bienestar animal, la Asociación de Zoos y Acuarios americana, lo que convierte al Oceanogràfic en la primera institución zoológica de Europa que adquiere tal certificación”.

“El Oceanogràfic – dijo- se consolida, así, como un zoo moderno, un polo fundamental de atracción turística, dinamizador económico, centro de investigación y un foco de divulgación y concienciación con acceso a millones de personas y con un claro compromiso social por la mejora del medio ambiente y nuestros océanos”.

Calabuig situó esta nueva instalación dentro de las inversiones previstas para el año 2019, que en total ascenderán a 2,8 millones de euros “con lo que, desde que asumimos la gestión, se elevarán las inversiones a 18 millones de euros en mejoras y nuevas prestaciones e instalaciones”.

Ecosistemas frágiles

Por su parte, el director general, Eduardo Nogués, ha informado que se han invertido 237.000 euros para crear la nueva instalación, que “ha surgido de la necesidad de incorporar una nueva exhibición de tortugas de Aldabra, integrando elementos originales del recorrido como es la pérgola y el jardín existente, en una nueva senda en la que se pueden observar las particularidades de la fauna y flora asociadas a estos ecosistemas tan específicos y frágiles”.

El recorrido se inicia a través de cinco unidades temáticas con elementos vivos y maquetas realistas que llevan a varias zonas en las que se puede comprender, a través de la observación, interpretación y manipulación, aspectos como el gigantismo, quiénes son los viajeros oceánicos, la diferente evolución de las especies de las islas, los santuarios de aves marinas y en definitiva la delicadeza y fragilidad de estos ecosistemas.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario