Parchis
Opinión

No sé si me explico

AG-T Facebook

Antonio Gil-Terrón Puchades

07-06-2019

Lo que más me gusta, o lo que menos me apetece… Lo que más placer me da, o lo que menos me duele… Lo que más me interesa, o lo que me resulta indiferente…

Códigos de conducta animal que utilizamos diaria y habitualmente a la hora de tomar decisiones, en lugar de ceñirnos a las dos reglas de oro que deberían de condicionar todas nuestras actuaciones:

1ª Qué es lo correcto y qué lo incorrecto.
2ª Qué es lo importante y qué lo accesorio.

Para aquellos que no miran más que por sí mismos y se consideran ombligo, principio y fin, del Universo, estas dos sencillas reglas les parecerá austeramente estúpidas y poco inteligentes, pero puedo garantizar que no lo son.

Cuando lo que más nos gusta, más placer nos genera, o más nos interesa, coincida con lo que es correcto y más importante, objetivamente hablando, habremos comenzado a andar el camino de la Luz; o, si lo prefiere, a desandar el camino de la Oscuridad.

NOTA: Para comprender mejor lo que intento decir, pensemos por un momento en las estaciones por las que pasa el tren de la droga, o el tranvía del embarazo no deseado…

Lo poco inteligente es medir las cosas en base a sus efectos y sensaciones a corto plazo y no a sus consecuencias.

Pero qué le vamos a hacer. Desgraciadamente, el mundo en el que vivimos se rige por otros valores, o más bien por la falta de ellos. No es un mundo de esfuerzo y siembra, sino un mundo hedonista de prisas y exprimir la vida como si fuera un limón…; de esquilmar hasta la extinción lo que hay, comenzado por el propio cuerpo.

No sé si me explico, pero yo me entiendo.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario