Parchis
Actualidad SOCIEDAD

Un total de 3,5 millones de alumnos cursan la asignatura de religión en España

Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española/Cope

La Iglesia ha recibido 268 millones de euros de las personas que marcaron la X en su Declaración de la Renta

Valencia, viernes 31 de mayo e 2019

A.Casañ (Facebook InformaValencia).- El número de alumnos que estudian Religión en España ha crecido en 12.000 estudiantes. Este impacto se traduce en un total de 3,5 millones de estudiantes que cursan esta materia en todo el país. Además, el crecimiento en número de escolares que se forman en Religión genera 1.200 nuevos puestos de trabajo en el sector educativo.

Junto a ellos, alcanzan los 89.000 estudiantes que se forman en centros superiores de orientación o inspiración católica. A nivel de empleo, son 1.200 puestos de trabajo más respecto al año pasado. “Si la Iglesia fuese una comunidad autónoma, sería la tercera en gasto social con 500 millones de euros invertidos”. Así lo ha afirmado la directora del Portal de Transparencia de la Conferencia Episcopal Española, Ester Martín Domínguez en la presentación de la Memoria de Actividades de la Iglesia.

La Iglesia Católica española ha presentado este viernes 31 de mayo su Memoria Anual de Actividades en la Fundación Pablo VI. Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, y Ester Martín, directora del Portal de Transparencia de la CEE, han dado a conocer en qué invierte la Iglesia el dinero que recibe de la casilla de la X.

Según los datos del año 2017, la Iglesia ha recibido 268 millones de euros de las personas que marcaron la X en su Declaración de la Renta. Por lo tanto, según los estudios de Ernst & Young, el impacto económico que produce que la Iglesia exista en España hace que, lo que recibe, se multiplique por cinco en lo que aporta.

La Iglesia ha recibido 11 millones más que el año anterior y cuenta con 50.000 nuevos contribuyentes. En 2017, más de 8 millones de personas quisieron donar libremente parte de sus impuestos a la actividad que realiza la Iglesia.

Los beneficiados totales de la labor asistencial de la Iglesia son 2.800.000 de personas. El dinero que los españoles destinan a la Iglesia ayuda a más de 17.000 sacerdotes a ejercer su labor en más de 23.000 parroquias. La aportación tiene como fin también a los 9.000 centros que se dedican a ayudar en labores asistenciales donde se benefician más de 4 millones de personas.

El evento ha comenzado con la presentación de los diferentes datos que la Iglesia ha querido hacer públicos de cara a su proyecto de transparencia. Giménez Barriocanal y Martín han aportado todas las cifras y han contado a los medios de comunicación asistentes, a dónde se han destinado esos 264 millones de euros.

Parroquias, educación, colegios, universidades, Cáritas… en la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia se registra cada euro y a dónde se destina ese dinero. Cada proyecto y diócesis aparece en este estudio que realiza la Iglesia cada año para que toda la sociedad pueda saber qué pasa con esos millones de euros que recibe de la casilla de la X.

Impacto económico

El impacto de la labor socioeconómica de la Iglesia católica en España asciende a más de 1.300 millones de euros. Este dato se desprende del informe del estudio de Evaluación del impacto socioeconómico de la Iglesia católica en España en 2016, que ha presentado el vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, Fernando Giménez-Barriocanal en rueda de prensa desde la sede de la CEE.

Los 1.386 millones de euros en los que se concreta esta repercusión son una de las siete claves que ha presentado como conclusiones del estudio.  Esta cuenta supone también que el impacto de la actividad en España de las 69 diócesis, alrededor de 6.000 Cáritas parroquiales y 23.000 parroquias es cinco veces mayor que el que se recibe de la asignación tributaria de la X.

Uno de los aspectos en los que ha enfatizado Giménez Barriocanal ha sido en el trabajo “en favor de evitar la desigualdad, de promover a los colectivos marginales y más desfavorecidos”. Ha valorado que esta inversión de diócesis y parroquias “es tremendamente rentable a nivel social”.

En este sentido, la cifra concreta que ha facilitado con base en el estudio es que “por cada euro que la Iglesia invierte en estas causas tiene un beneficio de retorno de más del doble en la sociedad”. Además, ha subrayado que la Iglesia no realiza estos esfuerzos por criterios de rentabilidad económica, sino porque reportan un gran bien espiritual.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario