VALENCIA CF 100

De la alegría de Sevilla a la euforia de Valencia

El capitán Dani Parejo asoma una bufanda por la cabina del avión de Air Nostrum que aterrizaba en Manises/VCF

Una vez más, generación tras generación, los aficionados y seguidores valencianistas arroparon a los suyos en la Final, ocuparon las principales vías de Valencia y llenaron la Plaza de Ayuntamiento

Valencia, 26 de mayo de 2019

informaValencia.com (Facebook InformaValencia/twitter @InformaValencia).- Va a ser un título muy celebrado. Porque la temporada no pintaba nada bien en sus inicios en los que hubo mucha tensión en el entorno de club y en la grada de Mestalla, y porque tras los últimos avatares del club, desde la consecución de la Copa 2008, en la masa valencianista se respiraba, se necesitaba de una gran alegría.

Una familia de valencianistas (Cristina y Carlos, y sus hijos Mario y Carlos, residentes en Extremadura, con Rubén Baraja en las calles de Sevilla/iV.com

Y los seguidores del equipo no dejaron de acompañarle, en ánimo e ilusión, desde la distancia o en la grada de Mestalla, siempre con la esperanza de ver al Valencia donde ha terminado la campaña, entre los mejores y con un título más en su palmarés.

Lucas Albert en la Fan Zone del Valencia/iV.com

Cuando Undiano Mañenco, por fin, señaló el final del partido, todos saltaron de alegría, entre abrazos y lágrimas. En el Benito Villamarín, la locura. En Valencia, más. Sin duda iba a ser la noche soñada. Para toda una generación de jóvenes que no habían visto ningún título y que ayer disfrutaron como nunca. Personas de todas las edades. Abuelos y nietos que se fundían en un abrazo largo, emocionante, parejas, padres e hijos, grupos de amigos, todos explotaban de felicidad. Es el aroma del triunfo, de la brillante victoria de anoche que permanecerá para siempre. Y además, ante toda una apisonadora, ante un Barça que no había doblado la rodilla en cuatro años. Indescriptible ramo de sensaciones de alegría.

La impresionante «marea blanca» valencianista en el Villamarín/iV.com

Las tracas sonaron en el Cap i Casal por todo lo alto y siempre jaleadas al finalizar. Los cánticos de «Valencia, Valencia» «Lololo loroloooo…» y el Himno Regional sonaban sin cesar. También los cánticos dedicados a Parejo, a Gayá, a Soler, a Jaume, Rodrigo…. Pero el preferido era el «campeones, campeones». Empezaba una larga, larguísima noche que tiene su continuidad hoy en Mestalla, un estadio prácticamente abarrotado desde las cuatro de la tarde.

Mestalla se llena para recibir a los campeones/iV.com

Desde el mismo aeropuerto de Manises, un río de aficionados jalonaban el recorrido del autocar descapotado que transportaba a los campeones, mientras los futbolistas respondían eufóricos emocionados por el recibimiento. Cuando el vehículo apareció en la Avenida de Suecia, el éxtasis de aficionados y también de los propios jugadores. Mas todavía con la palabras, micrófono en mano, del capitán Dani Parejo: «Nosotros ganamos en el césped pero vosotros ganásteis en la grada: enhorabuena y gracias». La ovación todavía resuena, más de una hora después.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario