Salud SOLIDARIDAD

Amancio Ortega seguirá haciendo más donaciones a la Sanidad Pública

Amancio Ortega y su hija Marta en imagen de archivo/L

Con tecnología de última generación para combatir el cáncer a través de mamógrafos y aceleradores lineales cuyo precio puede llegar a rondar los dos millones de euros por unidad

Valencia, viernes 24 de mayo de 2019

informaValencia.com (Facebook InformaValencia).- La Fundación Amancio Ortega seguirá adelante con el apoyo que desde años ofrecen a las comunidades autónomas, en forma de tecnología de última generación para combatir el cáncer a través de mamógrafos y aceleradores lineales cuyo precio puede llegar a rondar los dos millones de euros por unidad y que ya se encuentran en los hospitales valencianos, entre otros centros españoles.

Estas donaciones, más de 300 millones de euros desde 2015, están respaldadas por los equipos médicos de los principales centros españoles y también por las decenas de miles de pacientes que son tratados a diario con ellas, como publicaba ayer el diario ABC. Entre estos enfermos hicieron especial mella las palabras del líder populista de izquierda extrema, Pablo Iglesias, que animaba a las comunidades a rechazar esta maquinaria tachándola de «limosna». Muchos contestaron a Iglesias y los suyos a través de las redes. Otros realizaron llamadas de agradecimiento a la fundación, salpicada por una polémica en la que en todo momento han evitado entrar.

Así y en una nota de prensa, la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) tacha de «ataque intolerable»las críticas vertidas en los últimos días por los dirigentes de Podemos. También la patronal coruñesa considera «inadmisible el ataque a la libertad que tienen las empresas» para revertir sus beneficios en acciones que repercutan en la ciudadanía.

Hospitales valencianos

Hay que recordar que solo en octubre de 2018, la FAO donó cerca de 30 millones de euros en equipamiento oncológico a la consellería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, materializados solo en la provincia de Valencia, en  suministro, instalación y puesta en marcha de equipamiento para atención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades oncológicas, en catorce lotes que incluyeron una máquina PET-TAC, once mamógrafos, siete resonancias magnéticas, cuatro actualizaciones de mamógrafos, ocho TACS y ocho aceleradores lineales.

Una de las nuevas máquinas contra el cáncer en Valencia/Archivo GVA

De hecho, al Hospital General de Valencia se destinó un mamógrafo digital, un acelerador lineal, tres resonancias magnéticas y un TAC, al Hospital La Fe, un acelerador lineal, al Hospital Clínico dos nuevos aceleradores, un PET-TAC y la actualización de uno de sus mamógrafos, y al Hospital Doctor Peset otra actualización de uno de sus mamógrafos.

Por su parte, al Hospital Arnau de Vilanova se destinó un mamógrafo digital, una resonancia magnética y un TAC, al Hospital de Requena  una nueva resonancia magnética, a la Unidad de Prevención de Alzira un mamógrafo digital más y al Hospital de Xàtiva un nuevo TAC. Asimismo, al Hospital de Ontinyent y al de Alcoy se destinaron sendos mamógrafos digitales y un TAC en el caso del centro de Ontinyent, además de mamógrafos digitales a las Unidades de Prevención de Burjassot y Gandía.

Al margen de las donaciones en el ámbito sanitario, la Fundación Amancio Ortega abandera otro tipo de iniciativas sociales cuyos beneficiarios son los usuarios de los Bancos de Alimentos o los estudiantes que cada año se forman con sus becas en países como Estados Unidos o Canadá.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario