Salud

Cáncer: Los test genéticos sin interpretar pueden causar un shock para la persona que los recibe

Test genético/Bemygene

Adquirir pruebas genéticas, vía internet o en una gran superficie sin mediación de un médico, ya plantea en la actualidad cuestiones éticas y legales

Valencia, viernes 10 de mayo de 2019/Actualizado 11/05/08.45h

Antonio Casañ (Facebook InformaValencia).- “La genética es muy compleja, por lo que la visión de esta información puede provocar cierta confusión. Tomemos por caso un test que identifica la susceptibilidad a algún tipo de cáncer o a una enfermedad como la esquizofrenia. Sin un genetista que interprete estos datos, el resultado puede ser un shock para la persona que lo recibe”.

El doctor Javier Benítez, director del Programa de Genética del Cáncer del CNIO fue el moderador de la última jornada de la Cátedra Fundación QUAES-UPV, donde especialistas y profesionales del sector han dado respuestas a las incógnitas que acompañan a esta nueva industria de los servicios genéticos a la carta.  El doctor advirtió sobre la incertidumbre que estas pruebas pueden generar en los usuarios y las cuestiones éticas que implica su uso.

Los secretos de nuestro ADN ya se encuentran a tan sólo unos pocos clics de distancia, gracias a la creciente oferta de test genéticos que pueden encargarse fácilmente por internet. Pero ¿estamos preparados para comprender una información tan compleja? ¿son útiles estas pruebas sin el asesoramiento de profesionales? Estas son algunas de las cuestiones analizadas en la última jornada de la Cátedra Fundación QUAES-UPV, donde especialistas y profesionales del sector han dado respuestas a las incógnitas que acompañan a esta nueva industria de los servicios genéticos a la carta.

“Toda persona tiene derecho a conocer su genoma, ya que puede darle información valiosa para adoptar hábitos y costumbres que puedan ayudarle a mejorar su calidad de vida”, ha afirmado Benítez, en esta última jornada que han contado con la participación del doctor Jose María García-Sagredo, Académico de la Real Academia de Medicina, y del doctor Diego Arroyo, director General Progenie Molecular.

De izquierda a derecha: David Moratal, director de la Cátedra QUAES-UPV; Dr. Jose María García-Segredo, presidente de la Asociación Europea de Citogenetistas, Miriam Pastor, Directora de Fundación QUAES; Dr. Diego Arroyo, director General Progenie Molecular y Dr. Javier Benítez, director del Programa de Genética del Cáncer del CNIO/Img. atrevia

Junto a este análisis de pros y contras, la información que se proporciona a los usuarios de estos test genéticos ha sido otro de los puntos más debatidos durante la jornada. “Este tipo de pruebas lo que realmente identifican es alguno de los genes que aumentan la susceptibilidad a ciertas enfermedades o riesgos para la salud como, por ejemplo, la obesidad o riesgo de infarto, pero siempre en términos de probabilidades, no ofrecen un diagnóstico ni cuentan con la validación científica genética adecuada en la mayoría de los test”, ha afirmado Benítez.

Hacia una cultura de la genética

La necesidad de proporcionar mejor información para los usuarios por parte de los medios de comunicación, así como el papel de especialistas y laboratorios en la divulgación de la genómica, han sido otros de los temas protagonistas durante la cita. Unas cuestiones que, en opinión de los expertos, van a ser ineludibles en los próximos años: “Desde que en el año 2000 se publicó el borrador del genoma humano, ha habido una explosión en la investigación del ADN. Desde entonces, la genómica y la genética cada vez tienen más peso en la vida del ciudadano”, ha explicado el doctor Benítez, recordando que esta labor divulgativa es más importante si cabe ante la ausencia de un marco legislativo que ampare este tipo de estudios.

“Una prueba genética puede comprarse fácilmente por internet o en una gran superficie. Por eso, es vital darle al ciudadano toda la información necesaria sobre el uso de este tipo de pruebas y seguir sensibilizando con iniciativas como las desarrolladas por Fundación QUAES. Los test genéticos han llegado para quedarse”, ha concluido el experto.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario